Animales espaciales

 

Todo el mundo admira a los astronautas, desde que Yuri Gagarin viajara por primera vez al espacio, hasta el día hoy, todos los hombres y mujeres que han podido ver la tierra desde un cohete espacial han despertado envidia en el más común de los humanos.

Pero para que ellos pudieran lograr sus hazañas hubo una serie de protagonistas, olvidados casi todos ellos a día de hoy, a quienes hay que agradecer que pudiera enviarse al primer hombre al espacio.

Los primeros seres vivos enviados al espacio fueron moscas de la fruta, que partieron con semillas de maíz a bordo de un cohete V-2 a mediados de julio de 1946, hace ya 70 años. El propósito del experimento era investigar los efectos de la exposición a la radiación a elevada altitud. Tras ellas, en junio de 1949 despegó un mono llamado Albert II, que falleció por un problema con el sistema de su paracaídas. A pesar de que hubo un Albert I, este sólo alcanzó una altura de 63 km, por lo que se considera al segundo como el primero de su especie que llegó al espacio, con una altura conseguida de 134 km.

A lo largo de la década de los 50 más monos, ratones y perros, como los rusos Tsygan y Dezik realizaron vuelos espaciales, pero no sería hasta el año 1957 cuando uno de ellos orbitara por primera vez alrededor de la Tierra: era la perra Laika. Era una perra callejera de Moscú, que pesaba aproximadamente 6 kg y tenía 3 años de edad cuando fue capturada para el programa espacial soviético. Vestida con un traje cubierto con sensores destinados a transmitir su ritmo cardiaco, su presión arterial y su frecuencia respiratoria, dejó la Tierra en un viaje sin retorno.

Los siguientes animales en conseguir un hito en la aventura del espacio fueron los monos Able y Miss Baker al ser los primeros, en 1959, en regresar con vida de su viaje. Able falleció durante una operación días después pero Miss Baker murió el 29 de noviembre de 1984 a la edad de 27 años.

Pero más importante fue el acontecimiento de 1961. Otro mono, llamado Ham, fue entrenado antes de su viaje para ser capaz de activar palancas. Su vuelo demostró la posibilidad de realizar operaciones durante el vuelo espacial. Según el historial de la Nasa, se preveía que la nave lograra una altitud de 185 KM pero por diversos problemas, la nave logró 253 km, Ham experimentó 6 minutos de ingravidez y regresó al Océano Atlántico, en sus estudios médicos, se comprobó que se encontraba cansado y deshidratado, sin embargo, vivió muchos años en un zoológico de Washinton y, finalmente murió en enero de 1983.

Y tras otra década protagonizada por ratas, gatos, conejillos de indias, tortugas o ranas, llegamos a 1969, fecha establecida como aquella en que se alcanzó el primer vuelo de más de un día tripulado con el macaco Bonny.

Por cierto, al principio hemos hablado del primer hombre que viajó al espacio, pero ¿saben quién fue la primera mujer? Fue la rusa Valentina Tereshkova. El 16 de junio de 1963, a la edad de 26 años y a bordo del Vostok 6, se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio. Su nombre en clave durante la misión fue Chaika (gaviota en castellano) y hasta 19 años después ostentó el titulo de ser la única mujer cosmonauta.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Sin olvidar a Juan, el mono y a Belisario, el ratón… que también participaron de la aventura, aquí por el hemisferio sur…😉
    http://curioseantes.blogspot.com.ar/2016/06/juan-el-mono-cai.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s