En homenaje a Margulis

En 1999 Lynn Margulis estuvo en Zaragoza y tuve la oportunidad de hacerle una entrevista y, en la cena del congreso al que asistía, compartir mesa con ella. Durante la misma contó numerosas anécdotas, pero yo recuerdo una particularmente divertida. Mientras fue la primera mujer de Carl Sagan publicó algunos artículos interantes sobre lo que fue su gran tema, la simbiogénesis. Después de divorciarse y seguir con su carrera investigadora -que Sagan le obligó a abandonar para cuidarle mientras él construía la suya (la historia completa puede verse en Carl Sagan: A Life de Keay Davidson)- hubo quien hizo el siguiente comentario: “Las ideas de Margulis son interesantes, pero no nuevas. Un tal L. Sagan ya publicó sobre ese tema”.

Queda aquí mi pequeño homenaje a una científica cuyo nombre será recordado por sus capitales descubrimientos en el proceso evolutivo de la vida en la Tierra y, sobre todo, por su idea de la simbiogénesis.


PREGUNTA.- ¿La simbiogénesis no está en contra de lo que en evolución significa la selección natural, pues habla de cooperación?
RESPUESTA.- Yo no hablo de cooperación, que es un término muy bueno para el baloncesto. Yo hablo de simbiosis, el contacto físico entre dos seres de especies distintas. Simbiogénesis, es una emergencia de tejido nuevo, orgánulos nuevos, órganos nuevos, comportamiento nuevo, pero que procede de la interacción de especies diferentes. La selección natural es una parte esencial de la evolución. Se puede decir que es redactora, pero no autora. Si la tendencia de todos los seres vivos es crecer y crecer sin parar, la selección natural es el hecho que impide que continúen creciendo así.

P.- Pero autores como el zoólogo Richard Dawkins dan un papel preponderante a la selección natural como motor de la evolución…
R.- La selección natural es absolutamente esencial ¿pero de dónde viene la novedad, la innovación, en la evolución? No de la selección natural, como dice Dawkins. Hay mutaciones al azar y es verdad, pero no son importantes. Refinan pero no innovan. La fuente de innovación es la simbiogénesis. Por ejemplo: por un lado se tiene algo muy bien hecho, la fotosíntesis, y por otro la motilidad. Juntos se tiene un alga que puede nadar.

P.- Usted colabora con biólogos de la Universidad Autónoma de Barcelona…
R.- Así es. La gente de la Autónoma tiene un palo en el delta del Ebro que es el punto número uno de recogida de muestras, y desde hace unos 20 años se obtienen allí unas cosas muy interesantes. Hace unos cuatro años aislamos una bacteria espiroqueta que es vivípara: de la bacteria grande, que tiene forma de hélice, salen otras más pequeñitas. Además es sensible a la luz y no es fotosintética. No sé porqué salen cosas tan raras de ese lugar en concreto, pero es algo que tiene mucho interés en el estudio de la evolución de la vida.

P.- Usted es también una de las teóricas de la hipótesis Gaia. ¿No es una idea algo panteísta?
Esa es una crítica naïve. Para entenderla: si la simbiosis es contacto físico entre organismos de especies diferentes, Gaia es simbiosis desde el punto de vista del espacio. No es más que una propiedad coligativa, del conjunto de los organismos.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Simbiosis a tope es el humano con los millones de bacterias que viven en su organismo, especialmente en el aparato digestivo.

    Imagino que estas cientos -si no miles- de especies tienen algo así como una evolución interactiva: cada paso que da una de ellas, obliga a las demás dar nuevos pasos para acomodarse.

    Pero no puedo estar de acuerdo en lo que opina sobre la evolución al azar.

    Un evolución al azar puede no ser importante en el momento en que aparece, pero quizá sea vital cuando cambian las condiciones ambiente.

    La especie en su totalidad tiene un amplio reservorio de mutaciones sin importancia, que pueden ser la diferencia entre la vida o la muerte en determinadas circunstancias.

    Esta es la razón por la que poblaciones aisladas, cuyos miembros se entrecruzan repetidamente, tienen poca riqueza genética, y están más expuestas a la extinción.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s