Chris Carter y Expediente X… 15 años después


En septiembre de 1996 fui invitado como ponente al I Congreso Mundial Escéptico que se celebró en el campus de Amherst de la Universidad de Nueva York. Uno de los actos fue una comida tras la cual se había invitado al creador de la conocida serie Expediente X (se encontraba a punto de empezar su cuarta temporada) a pronunciar unas palabras y, de paso, ser asediado a preguntas. Por esas sorpresas que tiene la vida he descubierto el archivo donde guardé la traducción de su pequeña charla. Aquí dejo sus palabras y su defensa 15 años más tarde.

¡Hola! Soy Chris Carter, hereje. Acepté hablar a este grupo hace tiempo porque creo que debo enfrentarme a mis acusadores e intentar explicar lo mejor que pueda por qué hago lo que hago y cómo pienso que puedo servir a vuestros propósitos. Me gustaría leeros una carta que he recibido de un profesor de instituto llamado Tucker Hiatt de la University High School en San Francisco. Pienso que responde al tipo de sentimiento que se me tiene hoy aquí. Dice así:

“Estimado Señor Carter:
“Dentro de pocos días estará hablando en el Congreso Mundial Escéptico. Su audiencia en Amherst no será la sus adorados fans. Mas bien será criticado -cortésmente y con buen humor, espero- por ser un importante abastecedor del antiescepticismo, de anticiencia y, en general, de pensamiento irracional entre el público. Pueden decirle que Expediente X está perjudicando a las personas”.
“Le envío junto a esta carta una copia del libro de Carl Sagan El Mundo y Sus Demonios por dos razones: primero, porque así podrá conocer a su enemigo y prepararse para el asalto escéptico en Amherst, y segundo porque quizá podría adoptar puntos de vista escépticos y a lo mejor quiera hacer un modesto cambio en Expediente X”.
“Soy profesor de física y filosofía. No puedo permitirme enviar libros de 26 dólares a extraños. Sin embargo, estoy convencido de que usted tiene el poder de hacer algo maravilloso para el mundo televisivo”.
“Si lee con cuidado de la página 373 a la 477 -Expediente X se discute en la página 374- encontrará el lamento de Sagan por la pobre descripción de la ciencia en el horario ‘prime-time’ de televisión. ‘¿Donde están en esos programas el placer por la ciencia, el encanto de descubrir cómo está diseñado el universo, las excitación de conocer algo profundamente?’. Me temo que Expediente X está haciendo de este país el más entretenido y menos informado científicamente -no el menos racional- del mundo industrializado”.
“Creo que es en estos términos en los que usted está haciendo daño a la gente. Nuestros chicos y mis estudiantes se merecen algo mejor. En este punto me permito sugerirle que considere Expediente Y. Sólo una vez al mes, ¿por qué no emite un episodio más corto que los 48 minutos habituales? Al término del episodio podía incluir un breve epílogo llamado Expediente Y. Podría tratar aquellos temas que el profesor Sagan comenta en la página 377 de su libro, en particular, presentar investigaciones científicas reales sobre la trampa paranormal del episodio Seguro que serían emocionantes y clarificadores, y a las docenas de científicos que estarán en el Congreso Mundial Escéptico les encantará ayudarle sin cobrar un duro”.
“Por favor señor Carter, échele un vistazo al libro. Tenga en cuenta también por qué los Expedientes Y son una buena idea. Generaciones de ciudadanos científicamente cultos, capaces de ejercer un sano escepticismo gracias a unos pocos minutos de Expediente X, le estarían profundamente agradecidos.”

Debo decir que no puedo estar más de acuerdo. Creo que uno de los objetivos de la televisión es educar, y creo que no se hace lo suficiente. Pero estoy aquí para decirles que soy un dramaturgo, un creador de entretenimiento, y no me disculpo por ello. Estoy dispuesto a defender lo que hago. Y creo que lo que hago dirige la gente a la ciencia.
Tengo un hermano que es doctor en física por Berkeley. Ahora es investigador en el National Institute of Standards and Technology en Washington D.C. Le pregunté, ‘¿Puedo mencionarte, Craig, a esos grandes escépticos, aquí, en esta convención?’ El dijo, ‘¿por qué?’ Estaba un poco nervioso de que le pudieran asociar conmigo, un proveedor de material antiescéptico. De cualquier forma, se lo pregunté porque mi hermano es un amante de la ciencia ficción desde crío. Lo leía todo. Dice que es lo que le llevó a la ciencia, lo que le hizo querer ser científico. Aunque ahora ya no es un gran aficionado a ella, fue lo que le hizo ser lo que es.

Pienso que, de igual manera, Expediente X hace lo mismo. Es elegante e inteligente; de hecho la serie está basada en buena ciencia. Somos muy, muy rigurosos con el tipo de investigación que aparece en la serie. Hablo con científicos habitualmente. Tengo muchos amigos científicos, que contribuyen al show. Puedo decir que de todos los programas de entretenimiento de la televisión, creo que el mío es el que usa de forma más responsable la ciencia dura.

Claro que por encima de todo nos encontramos lo paranormal, un tema en lo cual ustedes están interesados -o quizá desinteresados-. Lo usamos para contar historias, y aunque no llegamos a ninguna conclusión al final de los capítulos, decimos o sugerimos que esas posibilidades pueden existir. Y siempre están impregnadas por el punto de vista científico de la agente Scully, la paladín de la ciencia, suavizando el tono de la necesidad de creer del agente Mulder.

Si han visto la serie, si son seguidores de la serie, sabrán que desde el episodio piloto en el despacho del agente Mulder, que representa al creyente, hay un póster en la pared que dice: ‘Quiero creer’. No dice, ‘Creo’ o ‘Es real, todo es cierto’. Él desea creer, quiere encontrar la verdad que está ahí fuera.

Creo que en el fondo funciona algo que es muy humano, la búsqueda de tener una experiencia religiosa. Incluso si no creemos es Dios, buscamos esa algo más allá de nuestras finitas vidas que sacude los cimientos de nuestras creencias. Es un sentimiento mío, y es lo que intento infundir a la serie.

No tengo nada más que decir o defender de este asunto.

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Alejandra dice:

    si uno ve las series que se han emitido en estos últimos 15 años, se da cuenta que los Expedientes X no eran tan malos….

  2. Lo que has documentado es muy valioso. Supongo que no todo el mundo tiene la suerte de escuchar a Chris Carter.

    Gracias por compartirlo

  3. titow dice:

    Basicamente es entretenimiento puro y duro ¿Por que molestarse?, el malo no siempre muere, la chica pobre nunca se queda con el galan de clase alta y los inocentes al final no se salvan, todo esto en la vida real ¿Creen que una peli asi seria entretenida?…Como el mismo dijo, es un dramaturgo.

  4. Panta Hdez dice:

    Qué pedazo de oportunidad ver esto en directo.Felicidades.
    Lo primero, la mera presencia del cineasta en plena cresta de la ola, ante un público cuando menos no proclive a su serie, es un gran punto a su favor.
    Además se defiende bastante bien, apela al misterio como fuente inicial de atracción por la ciencia. Hay muchísimos estudiantes de ciencias, soy uno de ellos. con intereses juveniles en temas de ciencia ficción e incluso ‘paranormales’. Tengo un amigo físico con tesis publicada que me dijo “si yo conociese un hecho que violase claramente las leyes de la física dejo lo que estoy haciendo y me dedico a ello”. No lo encontró y siguió con su teoría de cuerdas ( que es mas ciencia ficción que asuntos paranormales😉
    Saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s