¡Bésame tonto! (III)

Sin embargo hay animales que se besan, o al menos eso parece. Para algunos investigadores el beso íntimo podríamos haberlo heredado de nuestros antepasados primates. Los bonobos, genéticamente muy cercanos a nosotros, son un grupo particularmente apasionado. Frans B. M. Waal, primatólogo de la Universidad Emory, recuerda a un cuidador que aceptó con gusto lo que pensaba que era una beso amistoso por parte de uno de nuestros primos, hasta que notó la lengua del primate en su boca.

De Waal reconoce como algo muy extendido en el mundo animal el uso de la reconciliación para reparar relaciones sociales dañadas. Se ha encontrado que existe en muchas especies de primates, tanto en cautividad como en libertad. “Los chimpancés, por ejemplo, se besan y abrazan después de una pelea”. Los bonobos son especialmente efusivos: “se besan tras las peleas, para recomfortarse, para desarrollar alianzas sociales y en ocasiones sin nigún motivo aparente, como nosotros”. Jane Goodall, durante sus observaciones de los chimpancés de Gombe (Nigeria) a menudo vió cómo los machos de menor rango se agachaban sumisamente y beaban alguna parte del cuerpo del macho dominante. Y muchos primatólogos han observado como una madre chimpancé tranquiliza a su asustado pequeño: acariciándolo y besándole en la cabeza.

El beso animal tiene diversas caras: muchos mamíferos se lamen las caras, los elefantes meten su trompa en la boca del otro, los pájaros se tocan el pico y los caracoles se acarician las antenas. En algunos casos los animales acicalan al otro antes de besarse.

¿Porqué existe el beso? Uno de los primeros en intentar explicar su funcionalidad fue Sigmund Freud que especuló, como podría esperarse, que se tratara de un regreso a la época de amamantamiento.

Más tarde, en los años 1960, el zoólogo Desmond Morris propuso que el beso podría haber evolucionado de la práctica por la cual las madres primates mastican la comida de sus hijos antes de dársela boca a boca con los labios fruncidos. Así lo hacen las madres chimpancés y posiblemente lo hicieran los hominidos. Presionar con los labios semiabiertos pudo desarrollarse más tarde como una manera de reconfortar a hijos hambrientos cuando la comida era escasa y, con el tiempo, expresar amor o afecto en general. La especie humana podría eventualmente haber tomado estos besos protoparentales y convertirlos en variedades más pasionales que hoy conocemos. El problema con esta idea es que hay muy pocas culturas humanas en las que las madres alimenten de este modo a sus hijos. Claro que sí explicaría la etimología de la palabra comer en el Egipto de los faraones: besar la comida de uno.

Otros antropólogos y expertos en comportamiento animal han propuesto que besar puede haber evolucionado del husmeo habitual entre los animales y, por qué no decirlo, no tan raro entre nosotros.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Natalia dice:

    Estimado Miguel Ángel,

    Buenas tardes.
    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog.

    Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles. ¡Que tengas una buena tarde de martes!

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s