Un mausoleo astronómico

En 1796 nacía en Pensylvania James Lick. Tras casi veinte años dedicados a construir cofres y pianolas en América del Sur, regresó a los Estados Unidos y se instaló en San Francisco a mediados del siglo XIX. Llevaba unas cuantas monedas en el bolsillo pero llegó a la dorada California en el momento preciso.

Justo en aquella época la fiebre del oro se instaló confortablemente en las mentes de muchos norteamericanos deseosos de convertirse en millonarios de repente. Lick, con mucho ojo, se dedicó a comprar por precisos irrisorios terrenos en los alrededores de San Francisco. Sus propietarios, contagiados por la fiebre dorada, los vendían a muy bajo precio para poder adquirir el material necesario para buscar oro.

Pocos años más tarde, Lick los revendió a los antiguos propietarios que volvieron enriquecidos con el oro y querían reconstruir sus casas. Eso sí, a un precio cien veces mayor. San Francisco empezó a expandirse y Lick aumentó su ya considerable fortuna.

A pesar de ser inmensamente rico, Lick vivía como un hombre solitario y pobre. Viendo cercana su muerte decidió usar parte de su fortuna en la construcción de un grandioso e imponente monumento funerario. Deseaba dejar algo que le inmortalizase. Al principio pensó en una pirámide pero alguien le convenció para que destinase su dinero a una empresa menos faraónica y que sirviera para algo más que contemplarlo: por ejemplo, construir un observatorio astronómico. Pero no un observatorio cualquiera, sino el más grande y potente jamás construido.

Y el observatorio Lick se construyó. Fue erigido en el Monte Hamilton, en California, y en él se instaló un telescopio refractor con un objetivo de 91 centímetros de apertura. Se inauguró en 1888 y el cuerpo de James Lick, fallecido 12 años antes, fue transportado hasta allí y enterrado en el pilar que es la base del telescopio. En una sencilla placa reza la siguiente inscripción: «Aquí reposa el cuerpo de James Lick».

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s