Cuando la fe se enfrenta a la vida

En el momento de escribir estas líneas leo en la prensa que el Sindicato de Médicos de Egipto propone prohibir los transplantes de órganos entre musulmanes y cristianos. Las críticas han llovido sobre esta organización dominada por los Hermanos Musulmanes, el grupo fundamentalista islámico más antiguo del mundo, de origen egipcio. Caerán en saco roto pues su religión les asegura la verdad. No vale ningún argumento, ningún experimento u observación, pues su postura no está basada en pruebas sino en una gran necesidad de creer.

Lo decía Martin Lutero, “la fe debe sofocar toda razón, sentido común y entendimiento”. Eso lo aplican a la perfección los Testigos de Jehovah y su oposición a las transfusiones de sangre porque, ¡oh, sorpresa!, la Biblia ordena no comer sangre. Y esto no ha sido lo único. Gracias a las coloristas formas de interpretar textos antiguos sus fieles tuvieron prohibidas las vacunaciones de 1931 a 1952 y los trasplantes de órganos de 1967 a 1980.

Para la Iglesia Católica la muerte es “la completa y total separación del alma del cuerpo”. Quizá por ello, en 1957 el Papa Pío XII se preguntó sobre si los médicos debían continuar con las técnicas de resucitación “a pesar del hecho de que el alma pueda haber salido ya del cuerpo”. Dejando a un lado el hecho de que si los médicos católicos tuvieran que aplicar esta “definición” a la hora de certificar un fallecimiento lo tendrían bastante crudo, el planteamiento es ignorante y falaz al exigir como paso previo la creencia en ese algo indefinible que es el alma, de pura herencia helenística. De igual modo, los seguidores de religiones como el budismo zen o el sintoísmo creen que la mente y el cuerpo forman una única estructura, por lo que no se sienten muy a gusto con el criterio de que la muerte cerebral (el cese irreversible de toda función del cerebro) define la muerte.

¿Es que la Biblia, el Corán o algún texto sagrado legislan sobre estos temas expresamente? No, y eso es lo más curioso. Alguien coge unas líneas de unos textos escritos hace unos pocos miles de años y decide que deben interpretarse de éste o aquél modo. Lo llamativo es que el valor de esa interpretación no reside en el peso de los argumentos y las pruebas, sino en la autoridad que sus seguidores han otorgado a unos cuantos teólogos y dirigentes. “En cuestiones de ciencia, la autoridad de mil no vale el humilde razonamiento de uno”, escribía Galileo. Vana ilusión.

Lo expresó claramente el teólogo cristiano William Lane Craig en su libro titulado ¿irónicamente? Fe razonable: “Si apareciese un conflicto entre la verdad fundamental de la fe cristiana y creencias basadas en argumentos y pruebas, entonces es el primero quien debe tener preferencia sobre el segundo, no al revés”. Y es que muchos seres humanos prefieren creer a tomarse el trabajo de investigar.

Publicado en Muy Interesante

Anuncios

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marai dice:

    Pienso muy sinceramente que Bertrand Russell, científico y escritor de incomparable lucidez, define muy bien la religión en estos fragmentos, que copio literalmente, y con los que estoy totalmente de acuerdo:


    ¿Por qué no soy cristiano? (fragmentos)

    Bertrand Russell
    De ¿Por qué no soy cristiano?

    «La religión se basa, pienso, principal y primariamente en el miedo. El miedo es el padre de la crueldad, y por tanto no es sorprendente que crueldad y religión han ido tomadas de la mano. La ciencia puede ayudarnos a superar este cobarde temor en que ha vivido la humanidad por tantas generaciones. La ciencia puede enseñarnos, y yo pienso que nuestros propios corazones pueden enseñarnos, a dejar de buscar apoyos imaginarios, a dejar de inventarnos aliados en el cielo, sino mejor a mirar a nuestros propios esfuerzos aquí en la tierra para hacer de este mundo un lugar más adecuado para vivir, en vez de la clase de lugar que las Iglesias han hecho de él durante todos estos siglos.»
    «Pienso que todas las grandes religiones del mundo (…) son tan falsas como dañinas. Es evidente, como cuestión lógica que, ya que discrepan entre sí, no más que una de ellas puede estar en lo cierto. Con muy pocas excepciones, la religión que acepta un hombre es la de la comunidad en que vive, lo que hace obvio que la influencia del ambiente es lo que lo ha llevado a esa religión.»
    «La mayoría de las personas cree en Dios porque se les ha enseñado desde la más temprana infancia a hacerlo, y ésta es la razón principal. Luego creo que la siguiente razón más poderosa es el deseo de seguridad, una especie de sentimiento de que hay un gran hermano que cuidará de uno. Esto juega un muy profundo papel en influir en los deseos de las personas de creer en Dios.»
    «A mi modo de pensar hay un muy grave defecto en el carácter moral de Cristo, y es que creía en el infierno. Yo no siento que ninguna persona que realmente sea profundamente humana pueda creer en un castigo eterno. Ciertamente Cristo, tal como lo retratan los Evangelios, creía en el castigo eterno, y uno encuentra repetidamente una furia vengativa hacia aquellos que no escuchaban sus prédicas: una actitud que no es rara en los predicadores, pero que desdice algo de la excelencia superlativa.»

    No he leído en mi vida una definición de la religión tan tremendamente lúcida como ésta.

    Me gusta

    1. Hola. ¿Hay alguien que pueda demostrar que el carácter moral de Cristo es el que aparece en los Evangelios? NO.
      En los Evangelios hay muy pocas palabras que se puedan atribuir sin discusión a Jesús.
      Los Evangelios se escribieron muchos años después de predicar oralmente lo que los apóstoles entendieron de lo que Jesús predicó durante su vida. Recordemos que muchas veces les decía que no habían entendido.
      Pero, claro, en los Evangelios ellos dicen que vino el Espiritu Santo y los espabiló, y ya lo entendieron todo.
      Y a cada Comunidad cristiana se lo explicaban de manera que lo entendieran “como ellos” habían entendido lo que ellos creían que necesitaban entender, por eso los 4 Evangelios no son iguales, unos destacan unas cosas y otros otras; se debía a según qué comunidad iban dirigidos.
      Por eso no se puede tomar al pie de la letra todo lo que se dice en los Evangelios. Hay que leerlos con fe, pero con sentido común.
      Jesús no puede decir que algunos hombres irán al infierno, puesto que la misma Iglesia dice que pagó por todos los pecados, luego todos se salvarán.
      ¿Pero hay buenos y malos, dice la gente. Pues sí, pero Dios tiene la última palabra. Y si dicen que es Padre misericordioso y quiere que todossus hijos se salven, pues ya se las arreglará para salvar a todos.
      Luego está, que si ningún padre de la tierra con ser imperfecto, consentiría que un hijo suyo sufriera eterno tormento por algo que hizo mal o muy mal, menos lo va a consentir un Padre Dios.
      De modo que digan lo que digan los Evangelios, no podemos dejar de creer que el lema de Jesús era amar al prójimo y ese fue el mensaje que nos dejó: que nos amemos como él nos amó. Y eso no es coherente con un castigo eterno. Ahora, el que lo quiera creer es muy libre, pero que no lo ponga en boca de Jesús, puesto que dicen que murió por salvarnos.
      Blanca María

      Me gusta

  2. Crisis dice:

    Hay cosas que jamás llegaré a entender,,,

    Me gusta

  3. Salva ADSADN dice:

    Muy buena entrada. Y fantástica la cita de Bertrand Russel. Tengo ganas de leerme algo de él.

    Tengo curiosidad por saber por qué el 1952 los testigos de Jehová permitieron las vacunaciones; o por qué el 1980 ya podían ser receptores o donadores de órganos… ¿Había cambiado algo en las escrituras que veneran como infalibles? ¿O eran sus intérpretes los que reconocieron haber fallado? Si un intérprete demuestra o reconoce su falsabilidad, ¿qué crédito como intérprete-jurista le queda? ¿Por qué negarse a las transfusiones si parece que en algún momento alguien reconocerá el error y las permitirá?

    Lo peor de la noticia del Sindicato de Médicos es que puede influir en las personas que ya han recibido un transplante de, puede, gente de otra “confesión” (madre de dios, qué acepción). Os imagináis qué puede llegar a pensar un fundamentalista con un órgano transplantado. No quisiera estar en su lugar.

    Me gusta

  4. Ibn Warraq dice:

    Su obra más conocida es “Why I Am Not a Muslim (libro traducido al español “Por qué no soy musulmán), concebida al modo en que Bertrand Russell lo hizo en “Por qué no soy cristiano”.

    Me gusta

  5. Juan dice:

    Siempre la eterna lucha entre religión y la ciencia.

    Cuando de todo hay en la ciencia grandes científicos profundamente agnósticos y profundamente religiosos y por supuesto los que se encuentran entre dos aguas.

    Atribuir a la religión los grandes males del mundo es como poco simplista.

    Los lados oscuros o perversos de algunas religiones y los puntos positivos de ayuda a las personas necesitadas sin que estas tengan que dar nada a cambio son elementos que han de ser valorados.

    La ciencia a lo largo de la historia también ha estado equivocada y con el paso del tiempo ha encontrado el camino, la religión también se ha adaptado a los tiempos y ha evolucionado, del mismo modo tampoco es bueno meter a todas as religiones en el mismo saco.

    Con respecto al texto de Bertrand Russell esta muy bien para los oídos que quieren ser contentados, y podemos encontrar otros textos que nos hablen de lo contrario.

    En su parte final, la creencia en el infierno………. al final el infierno sera derrotado con lo cual no podrá ser eterno, todo ello desde el punto de vista de la religión católica.

    Por suerte tenemos científicos que no creen en la religión y otros que son profundamente creyentes y todos de una manera u otra conviven y se adaptan al devenir del tiempo presente.

    Me gusta

  6. raquel dice:

    Hola, estoy de acuerdo con gran parte de las ideas de Russell pero discrepo con él en una cuestión. Jesucristo no creía en el infierno, éste es un invento de la religíon catótica apostólica romana. Me encanta la filosofía y la ciencia y leo muchas cosas sobre estos temas pero también leo la biblia (y he de reconocer q es increiblemente coherente en todo lo que expone) y la iglesia no sigue, precisamente, al pie de la letra lo que pone en ella. Toma lo que le interesa… Según la biblia cuando morimos simplemente dejamos de existir…no existe el infierno ni tampoco el cielo…no tenemos conciencia de absolutamente nada (eclesiastés 9:5,6) lo cual concuerda mas con la ciencia. Al seol o infierno que se refiere la biblia es al que irán aquellos angeles que apoyarona a satanás en su lucha por gobernar este mundo.
    El dios del que habla la biblia no es cruel (1 juan 4:8) no paga con daño a nadie (santiago 1:13) yo, desde mi mas humlde opinión, pienso que si existe un dios es ese, el de la biblia, pero no el que nos dan a conocer a su manera las distintas religiones.
    Y he de decir por último que no pertenezco a ninguna religión pero no puedo dejar de reconocer q me sorprenden sus profecías, la sabiduria que imparte con sus enseñanzas y, repito, la coherencia interna que existe en todo el texto.

    Me gusta

  7. william criado dice:

    Por fin, el ser humano como que esta despertando del engaño y la mentira que han identificado a todas las religiones, no existe una, que no se fundadmente en estos preseptos, ademas su principal objetivo es la riqueza desmedida sustentada en argumentos biblicos, el mayor recurso de alienacion, es la fe, y es lamentable la ignorancia y la inconciencia de sus seguidores. Nuestra riqueza espiritual no esta afuera, ni la dirije un saserdote, o pastor o incluso aquellos que se hacen pasar por supuestos guias espirituales, la espiritualidad si existe pero esta en nuestro interior, en nustra conciencia de lo que somos, y lo que hacemos, en el valor espiritual que le demos a nuestros sentimientos y actitudes, dios es la simiente que sutenta la inmagen y semejanza, su esencia es lo que fundamenta la existencia del ser hacia el mas alto grado de perfeccion, es el hombre en el universo y hacia la existencia multidimencional, dios se expresa en la conciencia del mayor y mas sublime de los sentimientos, EL AMOR, solo que la exprecion de este, debe ser manifestacion sublime en toda diligencia, ademas debe ser una constante en conexion con la paz, la tranquilidad, la armonia, la felicidad con sigo mismo y para con los demas, el mas alto valor que nuestra conciencia pueda disfrutar realmente son estos sentimientos, es lo que se expirimenta por si mismo lo que determina el mas alto nivel de conciencia espiritual. Que bueno que esten apareciendo personas que no comen cuento, si buscamos en nuestro interior sabremos cual es la verdad ¿ saben que significa nuestros genes? ¿por que se estan reactivando en estos momentos?¿ saben que en nuestra celula existe un gen frac-tal que se esta reconectando?pues bien alli es donde esta toda la sabiduria que buscamos, la que le concierne al ser y no en argumentos biblicos que alimentan intereses personales y de institucuiones religiosas. les recomiendo que investigen, es una condicion de nuestro fuero interno el saber la verdad, les recomeiendo que lean a setcharia sitchin cronicas de la tierra, a luis andres jaspersen y los ovnis ante la bilblia, las investigaciones de david ike de nuestro desernimiento depende la evlolucion de la conciencia al mas alto nivel individual, y mas en este momento crucial por el que esta pasando la humanidad.

    Me gusta

  8. JUAN P. dice:

    Puedo ver una vez mas la creación de una nueva religión en cada pensar de los que escriben arriba pues la religión es cosa de hombres.
    Es el plasmar del pensar humano para subyugar a otros que no entienden o no quieren entender investigando por sus propios esfuerzos tener formado su criterio.
    Una religión (o tal vez podria decir ahora un club social donde para ser un integrante tienes que seguir ciertas reglas)no es aquello que Jesucristo Hijo de Dios vino a enseñar.
    Cada uno de ustedes puede cerciorarse leyendo la biblia.
    Yo no podría hablar mal de Shakespeare si nunca leí alguna de sus obras, no podría decir que clase de novelista fue si no tuve la dicha de leer alguna de ellas.
    Pienso que sería injusto condenar a alguien porque otra persona habló mal de ella si no antes yo mismo busco la verdad.
    Si alguien duda de la existencia de Cristo y de lo que El hizo puedo decirle que existe mas de 1000 escritos de El, (mayor numero que el del mismo Aristoteles, Socrates, etc.) donde todos coinciden en tiempo y eventos acerca de su existencia.
    En la biblia Jesucristo mismo va en contra de la religión si buscan en cualquiera de los evangelios (mateo, marcos, lucas, juan) cuando los legalistas del entonces querian apocar asus mismos discipulos queriendo que la ley caiga sobre ellos, pero en su amor y sabiduría supo guiar a sus seguidores a rechazar este tipo de conducta.
    Queridos amigos la existencia de tal hermoso mundo es una prueba de la existencia de Dios.
    Si voy por la calle y veo un cuadro pintado en su mayor esplendor siendo este una obra de arte perfecta unica en su existencia no puedo decir que fueron dos fuerzas o que tal vez la casualidad que se juntaran el pincel con los colores los que dieron vida a este lienzo.
    Que Dios vino al mundo en forma de hombre a salvar al mundo no tiene nada que ver con una religion, que existe un infierno y un cielo es elección nuestra.
    Si tuviera que pagar por entrar en alguno de ellos eso sería religion pero si es dado por gracia no veo la manera de poder manipular a la gente con esta verdad.
    Solo el que quiere puede es sencillo si tu buscas de El, El se dejara enconctrar no lo olviden.
    Como no quisieron reconocer a Dios, Él los entrego a una mente reprobada. Rom. 1:28

    Me gusta

    1. Ya empezamos por poner en boca de Dios palabras de condenación…¿Pero quién puede demostrar que las dijo él?

      Si buscas a Dios él se dejará encontrar, no se cumple. Yo, hace muchos años que lo busco y no lo encuentro. Cumplo sus mandamientos, practico la caridad hacia mi prójimo, ayudo en cuanto está en mi manos a mis semejantes, colaboro incluso en mi parroquia, tengo familiares religiosos que están pidiendo constantemente por mí. Leo sobre temas religiosos. He hecho cursos de Biblia. ¡PERO SIGO SIN PODER CREER. Ahora, vivo como si creyera y supongo que eso me servirá para salvarme.

      Hasta el día de hoy nadie ha podido demostrar la existencia de Dios y tampoco la no existencia.

      Una cosa es que haya una primera causa del origen del Universo y de la Vida (porque tampoco es creible que sea obra de la casualidad)y otra muy diferente que esa causa sea un Dios personal como el de los creyentes cristianos. Eso está más que claro.
      El que tiene fe lo cree, pero el que no la tiene no puede creerlo por más que lo desee porque es una idea muy bonita y consoladora.
      Blanca María

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s