Troodos y el valor de la ciencia

A comienzos de la década de los 70 geofísicos británicos realizaron un impresionante estudio del macizo montañoso de Troodos, en Chipre. Troodos es, probablemente, un fragmento de corteza oceánica arrancado el fondo marino y levantado por las fuerzas de la tectónica de placas.

Esta investigación, que culminaba una larga serie de esfuerzos científicos comenzados veinte años antes, tuvo una trascendencia más que teórica, pues explicaba el origen de los grandes yacimientos de cobre que dan nombre a Chipre y que han posibilitado el auge económico de la isla desde los tiempos de los antiguos griegos. Por otra parte, el macizo Troodos era una brillante confirmación de la deriva continental, hoy englobada bajo la llamada teoría de la tectónica de placas.

La idea de que los continentes no han estado siempre en el mismo sitio es antigua. Ya en 1620 el filósofo Francis Bacon llamó la atención sobre algo que todos los escolares se han dado cuenta alguna vez: que América del Sur y África parecen estar hechas la una para la otra. Cien años después, el gran explorador y naturalista Alexander von Humboldt explicaba con cierto detalle cómo el Nuevo y el Viejo Mundo se habían separado debido a los efectos de las aguas caídas durante el diluvio universal, que circulando de norte a sur, habían excavado el océano Atlántico.

Pero no fue hasta 1858 cuando el americano, residente en París, Antonio Snider-Pellegrini reconstruyó por primera vez el supercontinente que existió antes de la apertura del Atlántico. De este modo Snider explicaba la sorprendente similitud entre los fósiles encontrados en vetas de carbón en Europa y Norteamérica. La explicación era que un hecho catastrófico, quizá el diluvio universal, había provocado esta separación.

Mas el gran defensor y publicista de esta visión del mundo, aunque menos catastrófica que las anteriores, se la debemos al astrónomo, meteorólogo y geofísico alemán Alfred Wegener. En 1915 publicó sus ideas sobre el movimiento de los continentes en una pequeña monografía. Pero no sería hasta 1922, al publicar una edición revisada en inglés, cuando saltó la polémica. Al pobre Wegener se le llamó de todo. Y no era para menos; estaba echando por tierra uno de los dogmas más sacrosantos de la geología, producto de años y años de cuidadosas investigaciones. Así, uno de los participantes del simposio de 1928 auspiciado por la Asociación Americana de Geólogos del Petróleo dijo:

Si aceptamos la hipótesis de Wegener, ya podemos tirar a la basura todos los conocimientos que hemos estado enseñando durante los últimos setenta años y empezar de nuevo.

Años más tarde, y muerto Wegener, se decía que no había ni que mencionar su absurda idea a los estudiantes para no inducirlos a error. No hay que decir que hoy las cosas han cambiado. En ciencia, el peso de las pruebas puede hacer que tiremos nuestras ideas a la basura y empecemos de nuevo. Algo que no ocurre en nigún otro campo del pensamiento humano.

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jesús Cuadrado dice:

    (Igual le hace gracia, pero era un famoso autor de quiosco; “Atlas español de la Cultura Popular”)

    Darnell Huerta, Sinesio. Novelista / Crimen / Guerra / Oeste. Químico industrial y autor interesado en la paraciencia que, en los años cincuenta, actuó como narrador multigenérico desde el mercado barcelonés.
    OBRA GENÉRICA Y ESENCIAL:
    El crimen de la embajada (1955) || El loro verde (1955) || Huellas sangrientas (1955) || La mueca del diablo (1955)

    bloque Bazooka (1952-1955):
    La odisea del Graff || Raid nocturno || Coman-dos en África || Jinetes de acero || Crepúsculo en Rotterdam || Duelo en Indochina || La leyenda de Kezir Danel || La marcha sobre Mar-sella || Fuego sobre Koritza || Cazadores en el Cáucaso || Frente roto / Línea Stalin || Incógnita en Sidi El Barrani || Gesta de titanes || Mar del Norte || Rumbo a Scapa Flow || Hubo en Caen un cobarde || Fuego en Los Alpes || Sangre y fuego en El Roer || Tercer batallón argelino || El Sol se pone en Sumatra || Bayonetas ante Perekop || Selva ensangrentada || Dos destinos en Kwangelen || La ruta de Mandalya || Objetivo: Cuartel General || Trío de ases || Destinos trágicos. Isla de Namur || Fu-Cheu, eje de la batalla || Ataque aéreo || Patrulla de re-conocimiento || Operación: Plunder. Cruce del Rhin || Los merodeadores de Morgan || A Kweil-Lin llega una mujer

    CICLO Ray Miller (1950-1951):
    La ciudad de los vaqueros || El Valle de Los Laguerloff || Los jinetes fantasmas || Guerra en Malpaís || Reata de mulas || El otro hombre || Al otro lado de los montes || Teatro del río

    OBRA VARIA Y PRINCIPAL:
    El misterio de la psicofonía (1987) || Nínive, soberana espacial (1962) || Parapsicología y ciencia. El mundo de lo intangible (1986) || Tiempo, espacio y parapsicología (1989) || Voces sin rostro (1979)

    sellos editores:
    Clíper || Mateu || Símbolo

    ALIAS, FIRMAS, SEUDÓNIMOS:
    S. Arnold || S. Darnell

  2. masabadell dice:

    Gracias por el dato!

  3. damadenegro dice:

    todo un estudio y muy interesante

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s