Agua por todos lados

En julio del año pasado un grupo de astrónomos anunciaba haber encontrado vapor de agua en la atmósfera de un planeta que orbita alrededor de una estrella de la constelación Vulpecula (Zorra) situada a 60 años-luz de nosotros.

Con el poco romántico nombre de catálogo HD 189733b se trata de un planeta de los de tipo “Júpiter caliente”: tiene un tamaño parecido o mayor al de nuestro gigante pero situado muy cerca de la estrella central; tanto como un octavo de la órbita de Mercurio. Lo fascinante es que éste no es el único lugar donde hemos encontrado agua.

Pocos meses antes, en abril, se detectaba por primera vez en un planeta extrasolar, de igualmente insustancial nombre HD 209458b, un gigante del tipo de Júpiter. Se encuentra a tan solo 7 millones de kilómetros de su estrella (recordemos que la Tierra está a 150 millones del Sol) y su temperatura es tan elevada que pierde 10.000 toneladas de material cada segundo en forma de gas expelido al espacio. Este planeta saltó a la fama en 1999 al convertirse en el primero en ser observado directamente con nuestros telescopios y en el que, pocos años más tarde, se confirmó la existencia de oxígeno y carbono en su atmósfera.

Los teóricos están de enhorabuena, pues suponen que el vapor de agua debe estar presente en prácticamente todas las atmósferas de los planetas extrasolares conocidos. “Este descubrimiento confirma que no es descabellado pensar así”, comenta Travis Barman, astrónomo del Observatorio Lowell (Arizona).

Hay mucha agua ahí fuera. Eso sí, dependiendo de donde miremos habrá más o menos de la esperada por los astrónomos. Eso sucedió con los datos recogidos en 1999 por el SWAS, Submillimeter Wave Astronomy Satellite, uno de los pequeños proyectos de NASA adscrito al Havard-Smithsonian Center for Astrophysics y que fue diseñado para estudiar la formación de estrellas observando las nubes densas y oscuras de gas interestelar, en particular, registrando la emisión en onda radio del agua, el oxígeno molecular (O2), el carbono atómico (C) y el monóxido de carbono (CO) entre otros.

De las observaciones del SWAS se obtuvieron datos llamativos por lo contradictorios. En las regiones cuya temperatura es 30 grados por encima del cero absoluto (-273 ºC) encontró mucha menos agua de la esperada. Sin embargo, en las regiones de nubes densas donde están naciendo nuevas estrellas y el gas está a muchos miles de grados, la cantidad de agua es hasta 10.000 veces mayor.

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marai dice:

    Gracias por acercar la ASTRONOMIA a personas como yo, con muy pocos conocimientos en estos temas pero con mucho interés y curiosidad por intentar comprender la maravilla del universo.

    Me gusta

  2. Sol dice:

    A mi lo que verdaderamente me tiene sorprendida es de que método se sirve la ciencia para descubrir agua en planetas que estan lejos, lejos , Pero que muy lejos.

    Un Saludo

    Me gusta

  3. Sol dice:

    perdón, quise decir Astronomia

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s