Recuerdos

Exposición Aeronaútica de Farnborough (Inglaterra), 1952. Ante unos 100.000 espectadores un caza a reacción se desintegra durante un picado. Deseosas de esclarecer el accidente, las autoridades pidieron a los testigos oculares de la catástrofe que dieran su versión de los hechos. Una vez analizados los miles de informes recibidos, la sorpresa que los expertos se llevaron fue mayúscula: sólo una carta fue de cierta utilidad, y únicamente media docena de personas vieron más o menos correctamente la secuencia de los hechos. La mayoría de los testigos vieron la secuencia del accidente al revés, llenaron el resto con su imaginación y prefirieron las teorías a los informes.

Lo que este suceso nos demuestra de modo tan indiscutible es que el ser humano recuerda muy mal lo que observa, sobretodo cuando se enfrenta a un hecho que se sale de lo común: un robo, un asesinato, una extraña luz en el cielo… Suceden demasiadas cosas de las cuales no se es totalmente consciente, simplemente porque no se puede estar atento a todo y no es posible conocer a priori a qué detalles se debe estar especialmente alerta.

Aquí es donde surge el problema. Cuando a veces se señala este hecho, muchos entienden que se está dudando de la palabra de los testigos. No es eso. De lo que se está dudando no es de su observación, sino de la calidad de ésta y sobre todo de la interpretación que hace. Habitualmente concedemos a los testimonios de personas sinceras y honradas un valor que no tienen. Un viejo ilusionista, el padre Heredia, lo expresó muy claramente:
“El testimonio humano es criterio de verdad cuando el que lo da no sólo dice lo que cree que es verdad, sino cuando lo que cree que es cierto coincide con la ver¬dad objetiva. Si una persona confunde la impresión que recibió con lo que pasó realmente, siendo cosa diversa, su testimonio no vale nada.”

Al identificar erróneamente el objeto observado el cerebro cree ver el tipo de acciones y movimientos que se supone debe hacer y en realidad no hace. De esta ma¬nera se construyen pseudomisterios.

La siguiente mistificación viene cuando debemos recordar lo ocurrido. La memoria humana no funciona como una cassette; fabrica, inventa y adapta los recuerdos a nuestras creencias y deseos. Por eso, cualquier suceso insólito se hace más enigmático si pasa el tiempo necesario. El abogado J. W. Ehrlich deja bien claro el valor del testimonio humano al hablar del valor de los testigos oculares en un juicio :
“Su testimonio es un informe de sus creencias como resultado de su reacción a un suceso. La observación y la memoria no son procesos mecánicos. Un testigo ocular no reproduce necesariamente de manera correcta lo visto y oído… Llenamos los vacíos de nuestras observaciones. Nuestra imaginación inconsciente inserta cosas que no observamos.”

En definitiva, con demasiada frecuencia vemos lo que queremos ver.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Marai dice:

    Es realmente increíble el funcionamiento del cerebro. Asistí hace algún tiempo a una conferencia sobre neurociencia y fue algo realmente nuevo para mi que me dejo muy sorprendida.

    El conferenciante venía a decir algo así como.

    “El cerebro es una máquina de inventar la realidad. Para nuestro cerebro es importante que la realidad se nos presente con un sentido, con una coherencia. Nuestro cerebro finge, falsifica. Es capaz de suplir la información que le falta por fantasías y confabulaciones. Lo importante es que la información no nos falte, aunque parte de esa información no sea exacta, que nuestra memoria parezca un reflejo de lo ocurrido. Para nuestro cerebro es más importante contarnos una historia consistente que una historia verdadera. El mundo real es menos importante que el mundo que necesitamos. ”

    !Y todo eso ocurre por simple instinto de supervivencia!. Es realmente algo sorprendente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s