La solución final

¿Qué lleva a uno ser humano a anular sus sentimientos, a eliminar de su conciencia moral actos repulsivos contra otros seres humanos? La psicología lo tiene bastante complicado y para entenderlo tiene que echar mano de aquellos testimonios que nos iluminan sobre tan aberrante comportamiento.

Uno de estos ejemplos fue Adolf Eichmann, el contable del exterminio de la Alemania nazi. En el famoso juicio de Nuremberg uno de los acusados comentó de él:
– Dije a Eichmann: «Dios quiera que nuestros enemigos no tengan nunca la posibilidad de hacer lo mismo con el pueblo alemán». Por toda respuesta, Eichmann me dijo que no fuera sentimental. Era una orden del Führer y debía ser cumplida.

Según este acusado, Eichmann le dijo que se suicidaría si Alemanía perdía la guerra. Y añadió:
– Saltaré riendo a la tumba porque la idea de tener sobre mi conciencia cinco millones de personas es fuente de especial satisfacción.

Eichmann no cumpliría su promesa. Huyó y al final fue detenido en Argentina en 1960. Conducido a Israel, en una semana fue juzgado y condenado a morir en la horca. Sus últimas palabras fueron:
– En breve, señores, pronto nos volveremos a ver. Este es el des¬tino de todos los hombres. Vivan Alemania, Argentina y Austria. No las olvidaré.
Sus cenizas fueron dispersadas en el Mediterráneo.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. pregunta dice:

    ¿quién fue el acusado, que hizo estas declaraciones sobre Eichman?

    Por cierto Eichman (¿elegido por la polémica suscitada y no otro nazi procesado? Hubiera sido fácil, para clasificar el artículo sobre psicología y la maldad del ser humano. Pero usted Sr. Sabadell, lo mezcla con historia reciente: solamente el artículo es mal intencionado y está usted hablando del Holocausto. HOLOCAUSTO, dónde fueron exterminados diez millones de seres humanos.

    El estudio está abierto, tanto en psicología, como historia, sociología…..

    Artículo malintencionado. No puedo por más que decirle que sigue sin tener vergüenza. Y sepa, caballero, que yo de sus provocaciones paso, pero lo que no paso es que no respete la memoria de parte de mi familia, exterminada en campos de concentración, y sino fuera mi familia, sólo decirle que se honre a las víctimas, porque el nazismo llevo al ser humano a lo “más bajo”, y efectuó con hechos de “hasta donde puede llegar”. ¿Quería provocación?. Está vez lo conseguido.

  2. alze22 dice:

    La verdad es que me lei !!los ultimos testigos de hitler!! y en su mayor conclusion del libro se encontro con la reflecion !!EL PODER DE LA PALABRA!!y eso tiene todo un significado,puede ser que Hitler huviera convencido a millones en el reichtag,ya que alemania depues de la primera guerra no tenia siquiera una sola moral y havia perdido toda esperanza pero llego este hombre, apesar de su megalomania y los convencio de quieres eran ,para que vivian y que destino tenian que vivir si me baso en la histofria y no hago un juicio moral,ya que eso le toca a la misma historia y por generaciones se devatira,ademas !!lo que se llama !!NAZISMO NO SE LO INVENTARON,!!fuen una busqueda arqueologica y cientifica en el suroccidente asitico,la parte oriental de europa,y varias regiones de suramerica y indochina,para buscar las raices de los que segun ellos denominaban la !!pureza de las razas o la estirpe de la civilizacion consiente y libre del pensamiento cosmico,eso incluia el santo grial y la ataltida todo dirigido por el cabesilla rudolf hess,y su camaradas o compinchess,se puede tomar coloquialmente como enbrujo,lavado de cerbro,o cualquier juicio pero fue un envolvimeinto casi mistico de la consiencia de todas esas personas si !!concientes o no¡¡ pagaron un alto precio por las azañas de su furer,o caudillo para entenderse mejor,y la decadencia de toda una generación.

  3. Nuevos Ministerios 11 dice:

    “Dios quiera que nuestro enemigos…..” ¿quién fue el acusado en el proceso de Nuremberg que hizo estas declaraciones?.

    La Solución Final: fue propuesta, para exterminar a todos los judíos. Éstos eran ciudadanos de pleno derecho en Europa. El problema no es ya tanto en nazismo; es el antisemitismo. Y para emitir un juicio sobre éste, habrá que estudiar mucho más; ya que durante toda la historia se repite (Inquisición España, Francia…) y ahora mismo progresa este movimiento (disfrazado). Posibilidad más acertada: envidia.

    En cuanto al porqué toda Europa miró hacia otro lado, también se está estudiando; e incluso barcos que llegaron a países como Gran Bretaña, no fueron aceptados, tuvieron que retornar y toda la tripulación murió luego. Llo ocurrido dentro de los campos de exterminio, existen pocos testimonios, nunca se sabrá la magnitud del horror, que allí se vivió.

    Sobre le nacimiento del nazismo, “los últimos testigos de Hitler”, libro pésimo.

    Hace poco se han abierto los archivos de Cruz Roja sobre el holocausto.

    La detención de Eichman, se produjo en 1960, el proceso fue largo hasta que se le aplicó la pena de muerte.

    Sabadell, ¿no eres científico? ¿creo que físico, astrofísico, doctor?. Bien, pues deja de manipular la Historia, y dejala a los que somos historiadores, porque de otra manera estás cayendo en lo que más combates o más bien con lo que te ganas los garbanzos: pseudohistoria.

  4. Nuevos Ministerios 11 dice:

    el muñequito no lo he puesto yo,

  5. La Solución Final dice:

    “El hombre había decido que que el sufrimiento en los campos no significaba nada para la posteridad. Un accidente más, un incidente más. El camino de la muerte, al que fueron destinados el 80% del víctimas de Auschwitz, era una enorme sencillez técnica. Lo monstruoso era la facilidad con la que se hizo funcionar. La tesis de Arendt sobre la banalidad del mal para explicar el paso del hombre normal a criminal, es fundamental.

    Esta fábrica de muerte no podía ser obra del odio. Ese sentimiento obliga a una tensión que puede ser terrorífica, pero es, de alguna manera excepcional. Para hacer funcionar estas fábricas letales, había que recurrir a algo más normal, había que activar mecanismos más elementales del hombre normal para convertirle en criminal.

    A eso apunta Hannah Arendt en su libro “Eichman en Jerusalén” cuando hablaba de banalidad del mal. No se trataba en absoluto de banalizar la gravedad del crimen, sino de mostrar la facilidad en convertir un hombre en criminal.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s