El mal samaritano

De vez en cuando los periódicos nos muestran cierto lado oscuro del ser humano. Por ejemplo, la de una mujer que forcejeó durante 20 minutos con un violador mientras los vecinos lo veían y no hicieron nada.

Esta situación no es nueva. El 13 de mayo de 1964, a las tres de la madrugada, la joven de 28 años Kitty Genovese, cuando caminaba desde el coche al portal de su casa, fue brutalmente agredida durante más de media hora por un hombre que la acuchilló hasta matarla. Al menos 38 vecinos presenciaron el asesinato desde sus ventanas, pero ninguno llamó a la policía. La respuesta obvia que dieron los medios de comunicación es que nadie en las grandes ciudades ayuda a su prójimo. Sin embargo, lo que psicólogos como J. Darley y B. Latane encontraron es que la probabilidad de ayudar al prójimo depende del número de testigos.

Si lo sujetos piensan que son los únicos testigos de la emergencia, la probabilidad de ayuda es del 85% y reaccionan en un promedio de 52 segundos. A medida que aumenta el número de testigos disminuye la frecuencia de ayuda y aumenta el tiempo de respuesta. Cuando el sujeto cree que hay otros dos testigos, ayudará el 31% de las veces y tardará 100 segundos en hacerlo.

En definitiva: que antes de hacer algo miramos a los demás. A pesar de ver a alguien pidiendo ayuda, nos sentimos confusos sobre quién debe proporcionarla; en un grupo de extraños no hay jefe que organice las cosas.

El tamaño de la comunidad también influye a la hora de ayudar a los demás. Por ejemplo ante un hombre que llevaba una pierna envuelta en vendas y empapada de sangre que se desmayaba ante los ojos de los transeúntes. En poblaciones de menos de 1000 habitantes prestaron ayuda alrededor del 42% de la gente, cantidad que descendió hasta un 17% en poblaciones de varios millones de habitantes. ¿Se han dado cuenta? Como mucho, sólo 40 personas de cada 100 están dispuestas a echar una mano a un desconocido.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s