Y Dios creó las bacterias

Si no fuera porque hay quien se lo cree, sería cómico. Los cristianos fundamentalistas, esos que afirman que el mundo tiene 6.000 años y que un Dios todopoderoso nos puso en la Tierra como quien planta un geranio en una maceta, han creado una revista “científica”: Answers Research Journal. ¿Su objetivo? Publicar artículos “científicos” que demuestren que el universo fue creado en seis días por ese Dios cruel del Antiguo Testamento (no vayan a confundirse con otro; Zeus queda fuera. Una muestra terrible de su crueldad la tenemos en el libro de Job) No les basta con su museo de evidencias científicas de la creación, donde se gastaron 27 millones de dólares.

La revista promete. Una muestra de tamaña memez la tenemos en el artículo Los microbios y los días de la creación. El autor, un biólogo de nombre Alan L. Gillen, dedica más de 2.500 palabras a discutir en qué día de los seis que duró la creación bíblica aparecieron las bacterias y otros microorganismos. Gillen enmienda la plana a sus colegas creacionistas, que creían que bacterias y hongos eran seres parecidos a las plantas y, por tanto, debieron aparecer al tercer día. De eso nada, dice. Las cianobacterias y las bacterias fotosintéticas sí, pero ¡cuidado! La E. coli no. Esta, en particular, apareció en el día sexto porque podemos encontrarla en el intestino humano y éste apareció al final de la creación (por lo menos en Génesis 1; en Génesis 2 las plantas aparecen después del ser humano, que es creado en primer lugar).

Según este biólogo (¿por qué me vienen a la cabeza estas palabras de Quevedo: “la Universidad enseña pero no desasna”?), las micorrizas, unos hongos en simbiosis con las raíces de las plantas, se crearon el tercer día, pero las algas microscópicas o la Vibrio fischeri, una bacteria luminiscente que simbiotiza con ciertas especies de calamares, apareció el día 5, cuando Dios creó los animales marinos.

Pero claro, siguiendo el Génesis el brillante Gillen se encuentra con un grave problema: “Ělohim vio todo cuanto había hecho, y he aquí que estaba muy bien” (utilizo la versión de F. Cantera). ¿Dónde encajan el virus de la gripe, el del sida, el plasmodio de la malaria, el bacilo de la tuberculosis? Evidente: todas las enfermedades infecciosas aparecieron tras la expulsión del paraíso.

Si pueden pásense por su web. Se la recomiendo como ejemplo de cómo una fe fanática es capaz de aniquilar la razón. Estos señores son un insulto a la inteligencia.

Anuncios

15 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Sophie dice:

    Me parece increíble, la verdad, a la vez que bastante original los argumentos que dan, lo de la Escherichia me ha llegado al alma :mrgreen: Tantos años defendiendo que la religión es un asunto de fe, no de demostraciones, y ahora se meten en berenjenales para demostrar que DIos existe basándose en herramientas de la CIencia…ahí la llevamos…

  2. MMMM? dice:

    Nada, me declaro pastafari!

  3. Carlos Laguna dice:

    Para ahorrar precoces malos entendidos, suelo definirme como persona de letras muy aficionado y admirador de la ciencia, librepensador, hondo anticlerical, humilde agnóstico y buscador de pequeñas verdades, una definición que creo que el mentor de este blog podría considerar, al menos, como cercana.

    No he leído todas las entradas del blog, pero sí algunas y creo percibir en ella un cierto “tufillo” (permítaseme la expresión cariñosa al tiempo que ligeramente beligerante) de defensa a ultranza de los postulados bendecidos por la “ciencia oficial”, considerando “ciencia oficial” a la que se nutre de las subvenciones y publicas y privadas y aparece en las revistas conNombre.

    Denostar a un “científico” que trata de asignar la fecha de creación de un tipo de bacteria a uno de los días bíblicos de la creación es sencillo. También lo es tachar de bobos, mentecatos y necios a los miembros de tribunal de mentecatos y necios que en 1992 “perdonó” a Galileo por su locura geocéntrica tras 14 años de liberaciones.

    En la Historia, siempre han existido personas temerosas al cambio que supone el descubriento de nuevas verdades o el acercamiento a esa lejana y escurridiza “verdad” del mundo que nos rodea. Pero esas personas han sido y son de muy diverso pelaje.

    Incluso entre la respetable comunidad de “científicos oficiales”, esa que sólo se desayuna con verdades constatables, medibles y bendecibles, existen personas temerosas a ver caer por los suelos la tecumbre actual de principios y axiomas. Estas personas deberían pensar que dentro de cien años, es muy posible que todo cuanto sabe hoy en día un físico de partículas del CERN, sea poco más que un cuento de viejas no muy distinto a los cuentos incas del dios Sol. Y no digamos dentro de mil años.

    La “comunidad científica” está muy acostumbrada a satanizar a elementos propios empeñados en investigar todo aquello no bendecido y tocado con el apelativo de “científico”. Esta actitud es, filosóficamente, más dañina que la del pobre idiota con sotana blanca empeñado en hacer comulgar a los demás con su propias ruedas de molino, por cuanto al científico la sociedad le supone (grave error) libre de prejuicios y dotado de una mente curiosa destinada a la búsqueda de la “verdad”.

    No podemos exigirle, lógicamente, al científico una estatura moral superior a la del resto de miembros de la especie sapiens, pero, por favor, no se arrogen para sí mismos el poder de la infalibilidad y del discernimiento más allá de toda duda, ya que estas potencias están reservadas al idiota de la sotana blanca y sus secuaces.

    Creo que algún día, la ciencia, la “espiritualidad” y la filosofia estarán tan firmemente entroncadas que no habrá forma de deparar una de la otra. El objeto de la ciencia será tanto conocer los ladrillos del cosmos como la naturaleza humana. Y existen alguno científicos que, equivocados o no, buscan en esa dirección.

    Pero esta afirmación es toda una herejía, científica y de las otras…

    Con mis mejores saludos y deseos.

  4. masabadell dice:

    Yerra Carlos Laguna si cree que defiendo la “ciencia oficial”. Defiendo la ciencia, entendida como método de pensamiento y de conocimiento del mundo en que vivimos. La ciencia no es, y no me cansaré de repetirlo, un lobby. Por eso lo de ciencia oficial siempre huele a cuerno quemado. ¿Cuál es la ciencia no oficial? Hay ciencia bien y mal hecha, investigación rigurosa o superficial, pero nada más.
    Y existe una diferencia bien clara entre lo que se hace en el CERN a los sistemas de creencias de incas, judíos o quines sean: experimentación, comprobación de ideas. Es la misma diferencia que hay entre la cosmogonía maya y su calendario. La primera podía decir lo que quisiera que nadie iba a comprobar si se ajustaba al mundo; el segundo… más vale que contabilizara bien el tiempo.
    El apelativo de científico se da a las afirmaciones que se hace tras investigar, no a lo que hay que investigar. El problema está siempre en cómo estudiar un fenómeno en concreto, o si hay herramientas para ello.
    Por todo eso personalmente pienso que nunca la “espiritualidad” y la ciencia irán de la mano. La primera es cuestión de fe, consiste en aceptar no fenómenos sino ideas que uno tiene sobre cómo funciona el mundo; la segunda depende crucialmente de si esas ideas, al comprobarlas experimentalmente, se acercan a la realidad. La espiritualidad habla de verdades absolutas, la ciencia de probabilidades de certeza. La espiritualidad es inmaterial, la ciencia, material.

  5. Carlos Laguna dice:

    Estimado Miguel Ángel. Confieso que he colocado la palabra “espiritualidad” muy adrede, acaso a manera de paraguas. No es objetivo de este breve intercambio charlar acerca de espiritualidad. Pero créame que tal cosa, si es que acaso existe, no tiene nada que ver ni con fe, ni con verdades absolutas ni con aceptación de cosmogonías no constatables. Ese campo corresponde más bien a la Religión.

    Efectivamente, la ciencia es o no es por el modo en el que se acerca a los fenómenos a investigar. Y existe ciencia bien hecha o mal hecha. Completamente de acuerdo.

    La Ciencia, en sí misma, no es un loby. Los editores de Science, Nature, etc no lo tengo tan claro. ¿En serio no cree usted que existen asuntos que pueden y no pueden investigarse? Basta ir a un congreso de cualquieri disciplina científica y obtener el temario para comprobarlo. En la mente de muchos científicos existe un clara y intangible idea de qué investigaciones son “dignas” y qué otras no.

    Pondré un ejemplo extremo. Si yo fuera físico y tratará, siguiento todos los pasos del Método, de demostrar la existencia del alma humana, sería INMEDIATAMENTE expulsado de todos los foros científicos y tachado de loco o majadero, y mi persona inmediatamnete condenada al ostracismo, por mucho que mi acercamiento a este misterio fuera estrictamente maquinal y ajustado a toda normal procedimental ¿Esta afirmación cree usted que es correcta?

    “El apelativo de científico se da a las afirmaciones que se hace tras investigar, no a lo que hay que investigar.” Completamente de acuerdo.

    Yo llamo “ciancia oficial” a la comunidad científica que, muy honorablemente, no lo discuto, investiga todos aquellos temas “correctos” y limpios de toda sospecha. Cualquiier desviación a esta corercción es condenada y perseguida.

    ¿No le recuerda esto peligrosamente a errores del pasado?

    Atentamente

  6. José Antonio Peñas dice:

    Escribiendo correctamente la frase, debería ser “si yo fuera físico y tratara de … sería INMEDIATAMENTE y MERECIDAMENTE expulsado…”

    El alma se estudia en el ámbito de la religión, no de la física, del mismo modo que la microbiología no se estudia en las clases de tectónica de placas ni se debate el tratamiento de la esquizofrenia en un congreso de astronomía.

  7. Y por favor, que ya está bien de acogerse a los “errores del pasado”. Para ser Galileo no basta con estar en contra de las posiciones “oficiales”, además hay que tener razón y poder demostrarlo con pruebas. Y pruebas es precisamente lo que no son capaces de aportar los entusiastas de la New Age, la parapsicología, los OVNIS, la tierra plana, el yeti y demás “perseguidos” por la ciencia oficial

  8. No es válido usar la palabra espiritualidad sin decir si se usa con la acepciónhabitual o con la que uno se ha inventado. Espiritualidad tiene un significado bien claro y totalmente inmaterial e indesligable de lo que sería un sistema de creencias (y, por tanto, religioso).

    Por otro lado, lo del alma humana también tiene su cosa. Primero tendrías que definir qué es. ¿Hablas de espíritu, de periespíritu que diría kardek? Claro que también tendrías que dar razones de peso por las cuales vas a buscar algo de lo cual no tenemos experiencia fuera de algunas creencias religiosas. Si no es una búsqueda similar a intentar localizar al ratoncito pérez. Por cierto, ¿qué misterio tiene el alma? A lo mejor para los cristianos, pero los judíos ni se lo plantean: para ellos el alma no existe. Como para otras religiones.
    ¡Claro que hay lobbies de presión! Pero no por donde tú apuntas. Son bastante más “materiales”. Sobretodo por cuestiones políticas, que son los que al final deciden dónde destinar el dinero. Pero sigues sin decir quiénes son los no oficiales ni los temas “peligrosos”. Hablas de la sexualidad en los truck-stop norteamericanos? La pedofilia? Esos temas sí son prohibidos por los dirigentes políticos.

  9. Carmen dice:

    Vaya, después de un tiempo de ausencia, vuelvo por aquí y me encuentro este sempiterno debate… Dios otra vez irrumpe en “La ciencia de tu vida”… una discusión baldía que me resulta tan cercana y familiar… vosotros sois los expertos, yo contaré sólo una anécdota personal y sencilla…

    Cuando era niña y empecé a ir al colegio, mi madre me acompañaba hasta la puerta, me daba un beso y se quedaba allí mirándome hasta que entraba, mientras yo, tranquila y feliz, me dirigía oa la fila… ella me saludaba y me sonreía desde allí, mientras yo la seguía con la mirada y la iba perdiendo de vista al alejarme para entrar en clase… a la salida, allí estaba ella de nuevo, esperándome para llevarme a casa, con la misma sonrisa y el mismo saludo, me recibía con un beso y un enorme abrazo y me preguntaba q tal había ido todo… lo que pocos saben, es que cuando yo me dirigía cada mañana a la fila para entrar en clase, pensaba que ella se quedaba allí todo el tiempo, esperando a q yo saliera… por eso nunca lloré ni refunfuñé al ir al cole, ni siquiera los primeros días, pq me sentía tranquila y segura pensando q mi madre estaba fuera todo el tiempo, aunque no pudiera verla… pero un día, se fue antes de q yo hubiera entrado en clase, y al girarme no la vi, no estaba allí como siempre, y fue uno de los peores dias de mi vida, sin duda, el peor q pasé en el cole… lo hice todo mal, estaba nerviosa, asustada, me sentía triste y muy sola… ese día nos dieron pastelitos a todos pq era el cumpleaños de un niño, y yo lo vomité todo… no he vuelto a comer un pastel desde entonces, si lo pruebo, lo vomito, pq recuerdo ese sabor amargo, ese veneno en la boca q deja la decepción más absoluta, ese terrible pánico ante la indefensión total y el abandono… supongo que me sentí traicionada, engañada… a pesar de ser muy pequeña, pues tenía 6 años, es un recuerdo q tengo muy grabado en la mente… cuando llegó la hora de salir, y vi a mi madre allí esperando como siempre, me puse a llorar, pq pensé q no iba a verla nunca más, y aunque ella se extrañó de mi reacción y me preguntó una y otra vez, no le dije nada en ese momento… al día siguiente no quise ir al cole, y ella, extrañada, insistió en el tema, hasta q le conté lo q me pasaba… ella me lo explicó, a su manera, y yo lo entendí, también a mi manera, como puede entenderlo una niña de esa edad… como siempre me ha dicho, sólo pq no puedas ver algo, no significa q no esté ahí… hay muchas formas de ser y de estar…

    Siempre q escucho hablar de Dios, de la Fe, de las creencias, recuerdo ese día…

    Lo q como hija me pasó con mi madre, es también lo q como creyente me pasa con Dios… es una cuestión de necesidad y de confianza, pero sobre todo, es una cuestión de amor…

    Yo pienso q conceptos como Dios, Fe, alma, espiritualidad, etc, no tienen, ni pueden, ni deben tener, una esencia física, científica, demostrable, etc, sino íntima y personal, pues son y existen en la medida en q uno mismo les da entidad… y aunque todo es discutible, tratar de establecer paralelismos o discusiones respecto a esto y situarlo en el mismo plano q la ciencia o las verdades objetivas es un esfuerzo inútil e improductivo… como dice Sabadell, yo creo que son cosas q nunca irán de la mano, por definición es imposible, pero eso no significa q no puedan convivir y respetarse mutuamente, situándose cada una en su sitio, ocupando su lugar, en el mundo y en cada ser humano, q libre y voluntariamente decida lo q es y lo q quiere ser, pq lo q creemos forma parte de lo q somos…

    No entiendo ni entenderé nunca, ese empeño de una parte de creyentes por querer demostrar lo q no necesita demostración, por querer convertir en científico lo q no lo es, por caer en ese sinsentido q contradice la propia esencia y razón de ser de aquello en lo q creen, es algo absurdo, incoherente, y hasta ridículo, algo q no beneficia a nadie y q perjudica a todos, pero sobre todo, es innecesario… ¿por qué necesitáis demostrar o convencer a alguien de lo q sólo debe importaros a vosotros mismos y a Dios? ¿por qué necesitáis de otros la aceptación y el reconocimiento de algo q sólo ha de provenir de Dios y de vuestra relación con Él? en este sentido, como creyente y cristiana, es Su mirada la q de verdad me importa…

    Como tampoco entiendo a esos, creyentes o no, q arremeten contra la ciencia pq no acepta lo q a dia de hoy no es ciencia, basándose en q tal vez mañana sí sea ciencia o argumentos de ese tipo…

    Por cierto, a veces, cuando entro a leer este blog o escribo algo aquí, pienso en el título de una canción muy famosa de los Burning, “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?” … 🙂

    http://www.goear.com/listen.php?v=4d6ef65
    (Ésta para mi primo Javi, q fue quien me la descubrió hace años cuando era aún una cría…)

    Y a los ateos les dedico el estribillo de esta canción de Amaral, q dice así… : “Prefiero vivir a mi manera, eso no hace daño a nadie… déjame vivir a mi manera, la la la”… jeje tengo para todos… 😉

    http://www.goear.com/listen.php?v=79d008a

    Saludos.

    PD: Por cierto, Japa, ya q mencionas a Galileo, y ya q me he puesto a recordar mi infancia, q sepas q cuando mi profe hace años me dijo un día en clase q Galileo era el padre de la ciencia, yo decidí q sería la madre, aunque mi profe me dijo q era muy joven aún para eso jeje… y ya ves, ni madre, ni científica… como mucho se me puede considerar su amiga… jeje… vamos, q mi predicción no pudo ser más desacertada… 🙂

  10. Carmen dice:

    Por cierto, señores escépticos, seguro q tampoco creen en los ángeles… pues os voy a demostrar q existen, y q además saben cantar (en inglés) … 😉 escuchad, escuchad…

    Llamando a los ángeles, llamando a los ángeles…
    http://www.goear.com/listen.php?v=b1aaef2

    Y he conseguido fotografiar a uno… mirad, mirad…
    http://www.linkmesh.com/angeles/melodia_de_angeles.php

    Bueno, me voy con mis cantos a otra parte!! no quiero convertir esto en “La música de tu vida”… además, un blog como éste no puede soportar tanta creencia… 🙂

    “Ubi dubium ibi libertas”

  11. de loto dice:

    ¿Quién es el verdadero sabio?
    Un auténtico sabio se siente siempre mártir rodeado de ignorantes.

  12. Mayte dice:

    Estoy muy de acuerdo con el artículo (y el autor) de: “Y dios creó las bacterias”. Muchas personas hacen disertaciones lógicas sobre algo y el que las disertaciones sean correctas no significa que todas las proposiciones sean verdaderas entonces ocurre el fenómeno de que la gente a esas disertaciones les llama ciencia, yo puedo construir todo un mundo mitico reforzandolo sin contradicciones y comparandolo con otros y voilá nace un bicho y pregunto porque la gente me lo cree? porque si alguien sabe de lógica sabe que la ciencia se basa en sus hipotesis y la demostración de estas (además de los 3 principios o leyes fundamentales); entonces utilizo esto a conveniencia (muchos politicos lo hacen) para convencer a la gente que obviamente no está impregnada de la investigación científica y se cree que todas las hipótesis que se fundamentan de manera correcta son verdaderas.
    Cabe aclarar que no toda la ciencia es material y me meto aqui en un problema pues ha personas que aseguran que la matemática es ciencia y otras que no de acuerdo a sus corrientes filosóficas, pero nunca he visto correr a un 2 ni jugar al sen(x), si conozco sus fotos cuando las considero funciones pero si no, no puedo decir que son a menos que haga una interacción con las otras ciencias y aún más; hay matematicos tratando de demostrar teoremas y fisicos teóricos demostrando teorias que si bien es cierto que van a cambiar con el tiempo no por ello dejan de ser trascendentes y cito el caso de Newton que consideró un marco fijo para su teoria sin embargo vino Einstein y cambió el marco de referencia por uno móvil pero no por eso echó abajo el trabajo de Newton si no, vean en todas las universidades se estudia su trabajo de una manera o de otra. Así, la ciencia tiene que evolucionar aunque no se si Dios tenga que ver; si creó o no creó el cerebro no lo afirmo ni lo niego pero el pensamiento lo hacemos nosotros y de acuerdo a las creencias inculcadas, leidas, o que se yo entonces unos dirán que es inspiración divina el sen(x) y otros que es inspiración diabolica (el 666) etc, pero todo proviene del pensamiento.
    ¿Pensamos?

  13. UPyD dice:

    ¿Y la comunidad científica internacional no es capaz de denunciar semejantes mentiras?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s