El efecto Mozart

¿Han oído hablar que hay que poner música clásica a los niños porque así desarrollan más la inteligencia? Esta idea nació en 1993, cuando la revista Nature publicó el trabajo titulado Music and spatial task performance. En él, Gordon Shaw, Frances Rauscher y Katherine Ky, de la Universidad de Irvine, en California, afirmaban haber encontrado un incremento en el razonamiento espacial en un grupo de 36 estudiantes universitarios tras haber escuchado 10 minutos de la Sonata en re mayor para dos pianos de Mozart (KV 448).

El efecto obtenido equivalía a un aumento de 9 puntos en el cociente intelectual respecto a otros dos grupos de control: uno escuchaba música relajante y a otro se le mantenía en silencio. Dos años más tarde, estos mismos autores reproducían los resultados obtenidos. Mozart debía sonreír en su tumba.

Claro que había un problema: el efecto era tan transitorio que desaparecía a los 15 minutos de terminado el experimento. A lo que hay que añadir que todos los intentos de reproducir este experimento por parte de otros investigadores, en las mismas condiciones que el original, han fallado.

Como un psicólogo comentó en cierta ocasión: “Si la música de Mozart favorece y el ingenio, ¿no deberían ser los especialistas en esa música los sujetos más inteligentes y más inspirados del mundo?”. El llamado “efecto Mozart” no fue más que un resultado espurio, aunque eso no impidió al gobernador del estado de Georgia regalar discos de Mozart a todos los niños: una buena forma de introducirles en la música clásica y un buen ejemplo de que se debe educar al ejecutivo en lo que significa la ciencia.

El “efecto Mozart” es un ejemplo perfecto de su modo de funcionamiento: alguien lanza un resultado al ruedo científico y el resto de sus colegas intenta verificarlo. Si esto no ocurre, y por mucho que nos guste esa idea o creamos en ella, deberemos desecharla. Una gran lección.

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Japa dice:

    Me echo a temblar: ¿Habrá un efecto “Mojinos escozíos”?

  2. Anónimo dice:

    http://www.kindsein.com/es/3/10/157/

    Tema muy original, como siempre no tiene aconstubrados el ínclito doctor

  3. Gure dice:

    Creo que Mozart es un buen autor para que los niños conozcan la música clásica y se deje de pensar en ella como algo aburrido. De ahí a que tenga efectos neuronales …. no me lo acabo de creer

  4. Carmen dice:

    Japa, respecto a lo del otro día, tienes razón, pero no me regañes, q ya he tenido bastante…

    Gracias.

    Un saludo.

    PD: ¿En serio escuchas a ésos, los mojinos? buaaa, q horrorr… 🙂

  5. Carmen dice:

    Por cierto Japa, si quieres temblar de verdad, supongo q conocerás esta noticia reciente… :

    Sábado, 22 de marzo de 2008
    Un grupo inglés pide en el The Daily Telegraph al Papa Benedicto XVI que restaure la Orden Templaria.
    Casi 700 años después de su disolución, la legendaria Orden de los Caballeros Templarios ha resurgido de las tinieblas de la historia de una manera insólita: un enigmático anuncio en un diario británico (…) El anuncio adelanta que los templarios van a pedir al pontífice Benedicto XVI que “restaure la Orden con los deberes, derechos y privilegios para el siglo XXI y los venideros”. Además, el anuncio anima a “los grupos templarios y los compañeros de armas de todo el mundo” a ponerse en contacto con la Orden para organizar “a su debido tiempo” una reunión con el fin de renovar esta sociedad.

    Sigue en:
    http://www.monarquiaconfidencial.com/pg_Articulo.aspx?IdObjeto=289

    Por cierto, ¿modernizarán su atuendo? ¿continuarán utilizando los caballos o usarán el transporte público?… son tantas incógnitas…

    Temblad ateos, temblad, q los templarios ya están aquí… 🙂

    Diseño inteligente, creacionistas, estraterrestres, brujería, espíritus,… y ahora templarios… uffff la cosa se pone muy difícil para los defensores de la ciencia y la razón… 😉

  6. Gure dice:

    Carmen, estoy flipando con esta noticia. añado otra preguntita: qué órdenes de las que se autoproclaman seguidoras o hijas de los templarios se sentirían identificadas si los “verdaderos templarios” volvieran a las andadas? No se han desvirtuado a lo largo de los siglos los ideales templarios? es curioso que salga este tema en un artículo sobre un masón. ; )

  7. Carmen dice:

    Hola Gure, sí, es sorprendente encontrar noticias así… yo no sé si se han desvirtuado o no los ideales templarios, pero personalmente, y ahora en serio, este tipo de cosas me producen un sentimiento de fracaso, pq es como volver atrás cuando ya se había avanzado algo, es como volver a perder cuando se estaba ganando… si los pasos futuros q piensan dar las instituciones religiosas son recuperar fórmulas equivocadas y reincidir en los errores del pasado, voy a tener q plantearme seriamente si seguir rezándole a Jesús o mejor empezar a rezarle a Darwin…

    Por cierto, no había caído en lo del masón, ha sido casualidad 😉

    Un saludo.

  8. Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
    Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
    “Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos…
    Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
    Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
    Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
    Hoy puede ser ciencia ficción…tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
    Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar…hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
    Carlos González
    P.D Mi blog es: http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com
    * El libro se puede descargar en mi blog

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s