Arthur C. Clarke, in memoriam

sir-arthur-clarke-by-shahidul-alam.jpg

Hace dos semanas muríó en Sri Lanka quien fue el teórico de la “proverbial buena película de ciencia-ficción”, como dijo su director, Stanley Kubrick. Su muerte, a los 90 años de edad, ha traído a mi memoria la muerte de ese animal mediático que fue Diana de Gales. Medio mundo lloró a moco tendido la pérdida de esa niña-luego-mujer de papá que casó con el eterno heredero a la corona del Reino Unido, y que tras su divorcio consiguió lo que ni Ivana Trump haciendo lo propio hubiera soñado. Seguramente que ni uno solo de esos cientos de millones de llorosos y desconsolados ha derramado una gota por Sir Clarke, al que le deben infinitamente más. Sin él, el famoso Meteosat o los satélites de comunicaciones dormirían el sueño de los justos. En 1945 señaló que los satélites de telecomunicaciones deberían colocarse en órbita geoestacionaria (a unos 36.000 km por encima del ecuador).

Tuve la suerte de entrevistarle en 2004 en su casa de Colombo, situada justo al lado de un colegio católico, algo que Sir Clarke me señaló con su habitual socarronería. No era para menos: para él la religión era un virus de la mente. Atado a una silla de ruedas durante décadas debido a un síndrome postpolio, vivía en la casa de la familia de quien me atrevería a asegurar que fue su gran amor, el cingalés Leslie Ekanayake, muerto en un accidente de buceo (una de las pasiones de Sir Clarke) y a quien escribió una hermosa dedicatoria en su novela Fuentes del Paraíso.

De los dos días de entrevista, grabada por mi buen amigo Fernando Guerra para un documental nunca emitido, pude comprobar su humanidad, optimismo, humor, fina ironía… y su gusto por las camisas floridas. Un hombre que a pesar de su enfermedad no perdió la sonrisa durante las agotadoras sesiones de grabación, que hizo todo lo que le pedimos y cuyo despacho, lleno de libros, tenía ese aspecto que impregna toda la isla: entre descuidado y aviejado. Para él, el mayor avance tecnológico del siglo XX fue el DVD. Al final del primer día me dijo en tono confidencial y con cara de niño eternamente curioso: ¿Sabes qué son las explosiones gamma (gamma ray burst, en inglés)? Accidentes industriales de civilizaciones avanzadas. Guardo como oro en paño unos versos garrapateados en un papel que recordó al decirle que procedía de Aragón y los totales de la entrevista que nos concedió.

Solo me queda por recordar una frase del protagonista de la soberbia obra de Ibsen “Un enemigo del pueblo” (a los cinéfilos les recuerdo la excelente película financiada y protagonizada por Steve McQueen): La mayoría siempre se equivoca. Diana (¿quién demonios sabe su apellido?) y Sir Clarke están muertos, pero sólo uno merece la pena ser recordado.

Anuncios

11 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Saludos, Miguel Angel:

    Uno de los grandes genios del pasado siglo se nos ha ido, y una nueva estrella brilla en el firmamento.

    Desgraciadamente, pongo en seria duda que gran parte de los millones de ingleses (llorosos o no ante la muerte de Diana) comprendan realmente la importancia de la gran figura de Arthur C. Clarke, en caso de que sepan quién es.

    Y haglando de explosiones gamma, horas antes de su muerte, se produjo la mayor GRB observada. En homenaje, a la marcha de este genio, se le ha denominado “Evento Clarke”.

    http://teleobjetivo.org/blog/grb-080319b-o-el-evento-clarke.html

    Este hombre se merece un gran homenaje

  2. El Judas. dice:

    .

    Con tanto famosillo pululando por ahí me dió por preguntarme ¿Quien de hoy en dia, y de la historia conocida será recordado dentro de diez años? ¿Y dentro de cien? ¿Y dentro de mil años?

    Supongo que muchos de lo que mueren casi en el anonimato serán recordados durante siglos, y muchos enterrados en olor de multitudes serán pronto olvidados, pero lo más curioso del asunto es que me di cuenta de que pasando el suficiente tiempo todo será olvidado ¿Recordará alguien a Cervantes y a Don Quijote dentro de treinta mil años, o al genial Newton, o a tantos otros “inmortales”?

    .

  3. Carmen dice:

    Antes q nada, todos somos personas, y lo q tenemos y lo q hacemos es sólo una parte de lo q somos, y no siempre “la mejor “o la más importante… no somos quiénes para decidir quién merece la pena ser recordado o no, en todo caso, en virtud de nuestros afectos o motivos, tenemos derecho a recordar a quién consideremos oportuno y a reclamar e incluso reivindicar ese reconocimiento q consideramos justo, pero eso no implica menospreciar a nadie, independientemente de q tengamos nuestra propia opinión y hagamos nuestro propio análisis… entiendo a lo q se refiere el autor y hasta puedo compartirlo en cierta medida, pero con matices… además, los científicos son los q menos deberían extrañarse de la complejidad del comportamiento humano, aunque como humanos q son, tampoco escapan de él…

    Este planteamiento Diana-Clarke me ha recordado otro artículo q leí hace poco, un homenaje a un gran periodista Philip Jones Griffiths fallecido recientemente y considerado el mejor fotógrafo de guerra de la segunda mitad del siglo XX… en él, tb el periodista se lamentaba y casi enfadaba por la falta de difusión en los medios de la noticia de su fallecimiento, por la falta de repercusión en la sociedad de su pérdida, en contraposición a la proyección mediática de tantos contenidos frívolos y vacíos… así es nuestro mundo… no conocer estas pérdidas es lamentable, pero yo considero aún peor o más grave, no conocer sus trabajos, sus aportaciones, tanto en el ámbito periodístico como en el científico respectivamente… bueno, tampoco podemos saberlo todo, pero hay cosas importantes de las q deberíamos tener un mayor conocimiento, tal vez no hasta un grado muy específico q sólo dominan los profesionales del tema, pero sí al menos una noción general…

    Yo también creo q la mayoría se equivoca, pero están en su derecho si se trata de su dolor… sólo falta q nos digan tb pq o por quién debemos sufrir… la línea q separa lo legal de lo ilegal está bastante clara, pero la q separa lo justo de lo injusto es a veces tan ambigua, tan subjetiva, tan sutil… además, tal vez una de las razones por las q la mayoría se equivoca es pq muchas veces la educación se convierte en un privilegio no al alcance de todos, y no siempre por falta de interés…

    Cada día admiro más a las personas q a los profesionales q son o dejan de ser, y además, personalmente, cada día me cuesta más admirar a alguien… y lo lamento, pq en la admiración reside un mezcla de respeto y cariño, y aún más, una especie de consuelo y esperanza, de confianza en lo mejor de la condición humana… creo q a veces, cuando he admirado y recordado a alguien, tal vez lo he hecho más pq lo necesitaba q pq ese alguien lo mereciese, y me refiero con ello, a q muchas veces admiramos lo desconocido, y eso encierra una irresoluble paradoja a la vez q una contradicción en sí misma, o tal vez por eso podemos admirar, pq no conocemos de verdad… saber nos lleva a la crítica, a la verdadera admiración en el mejor de los casos, y a la decepción/frustración en el peor, o tal vez incluso a la compasión…

    Con todo ello me refiero a q podemos saber mucho acerca de este gran científico como profesional, cuyo mérito es incuestionable, pero muy pocos sabrán de verdad algo acerca de la persona q fue (y es lógico q así sea pq eso pertenece a su intimidad), pero como dije antes, eso es lo q en estos últimos tiempos despierta mi admiración por alguien…

    Desde luego, lo q el sr. Sabadell nos cuenta en este sentido homenaje de esa entrevista q tuvo con Clarke, me parece entrañable, yo tb guardaría esos garabatos como oro en paño, como un tesoro de valor incalculable, y le doy las gracias por compartirlo con nosotros… eso le honra… seguro q si Clarke pudiera leer este post sentiría una mezcla de orgullo y agradecimiento…

    Sin duda, la ciencia debe estar de duelo… y desde luego, me uno al lamento por la pérdida de este gran científico… la muerte de una persona siempre me parece algo triste a la vez q irremediable… aunque como diría R. Dawkins, sería mucho más lamentable no haber nacido… me pregunto cuántos grandes científicos se ha perdido la Humanidad pq no han llegado a nacer, o pq han nacido en lugares donde la injusticia q separa al q tiene del q no tiene no les ha permitido desarrollarse profesionalmente, etc… por cierto, y en este contexto del lado más humano de los científicos, al mencionar a Dawkins, siempre recuerdo una carta entrañable q escribió a su hija Juliet… la imprimí y la guardé… la he leído tantas veces q me la sé de memoria… me pareció tan entrañable… antes no me gustaba Dawkins, es tan radical respecto a la religión y la Fe, pero después de leer esta carta algo cambió en mí, respecto a él y respecto a otras muchas cosas… aunque sé q yo seguiría sin gustarle nada a él antes y ahora jeje… os dejo aquí el enlace… :

    http://www.geocities.com/escepticosvenezuela/dawkins.htm

    Por cierto, he observado algo realmente curioso… en ese enlace de roberasturias aparece un blog de ciencia donde al respecto del fallecimiento de Clarke, he advertido un componente pseudo-religioso en afirmaciones tales como: “… el pasado 19 de marzo fue un día especial; ese día el Swift detectó cuatro estallidos gamma, incluido el mencionado en este artículo. Parece como si el Universo hubiera querido rendir su propio homenaje al mítico escritor…” … ejem, ejem… ¿el Universo rindiendo homenajes?, eso puedo decirlo yo, q soy creyente, pero un científico ateo… q dirán de él sus colegas… uffff pobre, la q le espera… y luego somos los cristianos los q tenemos un virus en la mente… 😉

    PD: Si Clarke tenía tanto sentido del humor, este es mi particular homenaje, quería terminar así, con una broma, como le gustaría a un científico ateo, nada de fórmulas religiosas convencionales… por cierto, sr. Sabadell, ¿sabe usted si ese virus en la mente tiene cura? ¿le dijo algo o le dio algo el sr.Clarke para curarnos de la religión? 😉

    Saludos a todos.

  4. Tita dice:

    Estupendo artículo, buen periodísmo divulgativo. Sólo un detalle, la gran frase de Enemigo del Pueblo fue “¿de qué te sirve tener la razón si no tienes el poder”. Por ello su opinión sobre el sufragio : ¿quién tiene la razón?. ¿Los que lloran por Diana?

  5. Carmen dice:

    Ah! una última cosa… lo de la carta puede parecer cursi, pero tenía q arriesgarme 🙂 , además, no la he escrito yo, ha sido R. Dawkins, y por otro lado, como soy una chica puedo ser sensible públicamente, es algo socialmente aceptado y hasta bien visto (alguna ventaja tiene q tener ser mujer… 😉

  6. masabadell dice:

    Mira que es coincidencia: una civilización avanzada decide homenajear a Clarke haciendo volar una de sus factorías (y aquí, Carmen, no podrás decir nada: las civilizaciones avanzadas pueden homenajear a quienes quieran… jeje)

  7. Carmen dice:

    Pero sr. Sabadell… a estas alturas parece mentira q no sepa usted q YO SIEMPRE PUEDO DECIR ALGO… jejeje…

    Entiendo q esté usted afectado por la muerte de Clarke, pero decir estas cosas es como para q sus colegas escépticos se preocupen y lo reconduzcan por el camino de la ciencia y la razón… 😉 ¿Civilizaciones avanzadas? jeje… si no lo leo, no lo creo… ahora admitiendo la existencia de extraterrestres… de insinuar/afirmar cosas así a ser invitado de honor en Cuarto Milenio hay un paso… siga, siga haciendo méritos, q pronto recibirá una llamada de Iker… jeje

    Además, si fue el 19 de marzo bien pudo ser un intento de las “civilizaciones avanzadas” de participar en las Fallas, a su grandilocuente manera… tal vez quisieron demostrar q ellos tb saben provocar “estallidos”, y tal vez nuestras fiestas no son tan originales ni únicas… jejeje

  8. Joel dice:

    Muy bueno tu blog, tal vez podriamos intercambiar links en nuestras paginas, la mia es sobre divulgacion de ciencia tambien:

    http://www.ciencia-hoy.blogspot.com/

    Saludos

  9. Angel dice:

    Hola Miguel Angel.

    Esta vez has dejado algo pendiente, por lo menos para tus paisanos.

    ¿No vas a decirnos cuales fueron los versos?

    Genial tu blog. Un saludo

  10. asimov dice:

    Es una lástima, esa pérdida. Poco a poco se van yendo los grandes divulgadores de la ciencia, Asimov, Sagan, ahora C. Clarke. Espero que sean relevados por mentes igual de visionarias, o al menos no se conviertan en el pasado y sigan con nosotros en los trabajos de un mayor número de seguidores.

    salu2.

  11. juan francisco dice:

    saludos cordiales Miguel Angel :
    DEsde Arequipa Peru, no se como di con tu blog, y en buena hora super interesante y motivador para pensar mas alla de lo rutinario .
    Me encanto este articulo , sobre el cientifico , locierto es que parece un sindrome de los seres humanos, no reconocer a las personas que en realidad valen la pena, y lo peor es que despues de muertas recien las condecoran y les hacen homenajes. Pero hau una realidad que nadie la cambia y es que cuando la persona y sus creaciones han trascendido son y seran inmortales , porque estas personas tienen una esencia de semidioses y realmente son unicos , en todo el universo.
    larga vida y gloria a ellos eternamente…
    gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s