¿Dónde está la derecha?

yang-lee-bg.jpg

 

Imagínese que con nuestros gigantescos radiotelescopios contactamos con una civilización extraterrestre. Imagínese que sólo podemos hablar con ellos por radio y no podemos transmitirles ninguna imagen. En estas condiciones, ¿cómo les diría a los alienígenas cuál es su derecha?

Quizá haya pensado: “Bueno, se les dice que cojan una brújula y con ella miren al norte…” pero !alto! ¿Cómo les decimos lo que es el norte? La aguja imantada de la brújula señala al norte y al sur y para nosotros es una convención. Si a un nativo de las paradisíacas islas de los mares del sur le entregamos una brújula tenemos que decirle, además, cual de los dos extremos es el norte porque si no él podrá escoger el que quiera.

“Vale, está bien”, responderá. “Le señalamos una disposición con las constelaciones del cielo nocturno…” Mal. Las constelaciones son tales desde nuestra perspectiva, desde la Tierra. Desde otro punto de la galaxia el cielo se vería de diferente manera. Así, sin saber dónde está nuestro extraterrestre sería imposible definirle lo que es derecha.

Quizá otro lector, más versado en cuestiones científicas, reflexionase que en estas condiciones es una tarea imposible: las leyes de la física no distinguen entre izquierda y derecha. Dicho de otra forma. Imaginemos que nos enseñan una filmación de un choque entre coches, o una partida de billar, o un vaso que se cae y se rompe o una cazuela donde se está preparando un plato de carne guisada. A partir de las propias secuencias de la película seríamos incapaces de distinguir si nos están proyectando las imágenes directamente o por el contrario nos las proyectan después de reflejarlas en un espejo. Todo sucede exactamente igual. A esta simetría izquierda-derecha se la llama en física paridad y hasta 1956 se creía que la naturaleza era invariante bajo paridad. O sea, que la naturaleza no distinguía entre derecha e izquierda.

Sin embargo, ese año, 1956, dos jóvenes físicos de origen chino, Lee y Yang, demostraron que esto no era cierto: el universo distinguía entre izquierda y derecha o, dicho en el argot de la física, había un fenómeno que violaba la paridad. Este fenómeno tenía que ver con la llamada fuerza débil, una de las cuatro fuerzas de la naturaleza y que es la responsable de la desintegración radiactiva. Yang y Lee dijeron que la única forma de explicar ciertos datos que los físicos habían obtenido en sus experimentos con desintegraciones radiactivas era suponiendo que la fuerza débil violaba la paridad.

En definitiva, que la simetría izquierda-derecha no era una propiedad de la fuerza débil. Al año siguiente se demostraba que tenían razón. El universo es capaz de distinguir entre izquierda y derecha. Ya tenemos la forma, la única forma, de decirle lo que es derecha a un extraterrestre.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. skizo dice:

    Curioso.

    me lo habia planteado alguna vez, pero no supe encontrarle la solucion.

    Saludos.

  2. carlos dice:

    no entiendo!
    una explicacion ….

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s