El dragón biotecnológico

med_82_31-22.jpg

Una peligrosa amenaza surge reptando de los calderos de los pérfidos bioquímicos: un dragón que escupe maldades genéticas sobre la bondadosa Madre Naturaleza. Para detenerlo, el ayuntamiento de Palencia y el Gobierno Vasco han declarado sus territorios libres de transgénicos. Dice la concejala palentina Rocío Blanco: “estos organismos producen efectos nocivos tanto en el medio ambiente como en nuestra salud”.

Ya sin preguntar donde están las pruebas de semejante afirmación (más de un centenar de científicos españoles que sí saben del tema han declarado que en “11 años de empleo extensivo de esta tecnología en países desarrollados (y 9 en España), no se ha identificado un solo efecto adverso sobre las personas o el medio ambiente”), la buena mujer les está diciendo a los palentinos diabéticos que no se pinchen insulina, que es nociva porque se produce con esos terribles organismos. ¡Ah! ¿Que no está diciendo eso? ¿Que sólo son malos los transgénicos agrícolas y no los sanitarios?

En realidad el ayuntamiento de Palencia quiere defender su muy natural Tierra de Campos -modificada sin contemplaciones a golpe de azada y arado durante miles de años-, e Ibarretxe, los cultivos de maiz autóctono de Euskalherria (¿con Rh negativo y txapela?), que lo dijo un alto cargo del gobierno vasco. ¿Será que el maiz no es originario de América Central? Curiosamente, esta planta es el primer organismo genéticamente modificado de la historia: todo empezó en 8000 a. C. La diferencia es que la modificación se hizo desde afuera y ahora se hace desde dentro.

La verdadera transgénesis consiste en saltar la “barrera de especies”, como colocar un gen de la patata en el tomate. Aquí la situación es nueva, pero no tanto: ahí tenemos los mulos o el pluot, 75% ciruelo y 25% albaricoque. Por cierto, cuando se introdujo el kiwi neozelandés en Galicia nadie vociferó para que se aplicara el “principio de precaución” ante una variedad no autóctona.

 (Original publicado en 20minutos)

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. El Judas. dice:

    .

    Once años es poco tiempo.

    .

  2. lola fuentes dice:

    Si lo diábeticos palentinos no utilizan insulina, me temo que se reducirá la población que padece esta enfermedad, tal vez se pretenda “ahorrar” en sanidad y….

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s