¿Medicina o brujería?

curandero.jpg

De manera recurrente suelen aparecer en los medios de comunicación reportajes o entrevistas con personas que defienden la pretendida utilidad de ciertas terapias alternativas para el tratamiento de enfermedades. Y cuando se mencionan sus nombres, como control del aura, iridología o movilización energética, lo único que queda es echarse a temblar. Pero lo más curioso de todo es que se las defiende no porque sean eficaces bajo estrictas condiciones de control, sino porque son nuevas y porque nuestra cultura médica es limitada. Me explico, como en nuestros conocimientos hay importantes lagunas entonces no podemos decir que esas nuevas terapias no funcionan. Sin embargo, apelar al desconocimiento no justifica la validez de nada. También suele escucharse el argumento de que es una constante que toda gran idea ha sido catalogada de absurda. Además de que no es cierto para todas las grandes ideas, tampoco que puede inferir que todas las ideas absurdas sean grandes ideas.

Lo mejor es cuando sacan de la manga ciertas supuestas terapias que tienen cientos de años de existencia y argumentan: “si han sobrevivido tanto tiempo es que deben ser buenas”. Pues no. Medicina antigua no es sinónimo de medicina eficaz. ¿No es más correcto pensar que su abandono haya venido ocasionado por su inutilidad? ¿Y qué decir de los curanderos? Esos sí que llevan miles de años entre nosotros. Y no está de más recordar que estos señores, estos mercaderes de esperanza, han sido y son incapaces de tratar la tuberculosis, la fiebre amarilla, el apendicitis, el cólera, la rabia, la polio y cientos de otras enfermedades que la despectivamente calificada medicina oficial sí ha conseguido. No han sido ellos, sino la medicina científica, quien ha elevado el nivel y calidad de vida de la humanidad.

El colmo del descaro lo tenemos en aquellos que afirman cosas tan peregrinas como que la gripe no está causada por un virus; sino por cierto desequilibrio energético de nuestro cuerpo. Sea lo que sea lo que signifique, es una estupidez. Lo grave es que a veces son licenciados en medicina quienes lo afirman.

(Aparecido en la columna Ciencia de pega, Público)

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. raquel dice:

    quiero saber que hacer para que el hombre que estoy enamorada se quede conmigo

    Me gusta

  2. emily dice:

    quisiera saber su numero telefonico deseo comunicarme con ustedes

    Me gusta

  3. Raquel, manda unas cuantas fotos tuyas ligera de ropa a todos los correos que conozcas con amenazas del tipo “Luisito no mandó este correo a todos sus amigos y cuando intentó pelársela con mis fotos un meteorito impactó en su monitor dejándole ciego, impotente y tonto: remite 100 copias de este correo y tu burra parirá sin contratiempos, tu suegra no encontrará jamás aparcamiento cerca de tu casa y cada vez que vaya a hablar Belén Esteban por la tele tu mando cambiará él solito de canal”

    Si la gente colabora, tu amado recibirá tus fotos y a partir de ahí ya no depende más que de ti y de lo bien que poses.

    Hagámoslo todos, apoyemos a Raquel y reenviemos su correo cuando nos llegue. No es por ti, ni por Raquel, sino por todos nosotros, y por el bien de los ornitorrincos, que como todos saben también tienen derecho al amor.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s