La visión de una rana

frog.jpg

Uno de los temas en los que no solemos detenernos demasiado a pensar es el relacionado con la visión. De hecho, solemos creer que preguntarnos acerca de cómo ven los animales no tiene mucho sentido pues seguramente lo hacen como nosotros: en colorines y distinguiendo detalles finos de la escena contemplada. Nada más erróneo.

Tomemos, por ejemplo, el caso de la rana. Las células nerviosas conectadas con la retina del ojo de la rana envían señales al cerebro, el órgano que, en definitiva, ve el mundo que le rodea, sólo si ocurre una de las cuatro cosas siguientes: si un objeto dotado de movimiento entra en el campo de visión de la rana; si un objeto dotado de movimiento entra en el campo de visión de la rana y se detiene ahí; si el nivel general de iluminación desciende bruscamente, como si el cielo se oscureciera de pronto; y si un objeto oscuro, pequeño y redondeado entra en el campo de visión de la rana y se mueve en él de una forma desordenada. Para el resto de las situaciones, la rana es, literalmente, ciega. Y ni colorines ni nada.

Estas cuatro condiciones responden a cuatro situaciones bien definidas. La primera, la detección de un objeto en movimiento, tiene la función de producir una alarma general en la rana: las rocas y las plantas no son objetos potencialmente peligrosos; un animal en movimiento, sí. La segunda, cuando un objeto en movimiento se detiene anuncia a nuestra querida ranita que un peligro potencial se ha convertido en real: un depredador puede estar acercándose. La tercera señal, el oscurecimento del cielo, anuncia a la rana que el depredador que se acercaba ha llegado ya: su sombra se proyecta sobre ella, o que un pájaro de tamaño nada despreciable se avalanza sobre ella. El peligro es inminente y el cerebro envía a las patas la señal de saltar y alejarse de allí.

Como vemos, estas tres señales las utiliza para detectar depredadores, aquello que más afecta a la supervivencia de la pobre ranita. Pero, ¿y la cuarta señal, el puntito negro moviéndose erráticamente? Pues es la otra función que afecta a la supervivencia: la búsqueda de comida. El puntito negro es el insecto que, muy posiblemente, le sirva a la rana como alimento del día.

Así que ya saben, las ranas no ven como nosotros. Lo que no he podido descubrir es cómo demonios veía la princesa que, según el cuento, se convirtió en rana…

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fer dice:

    hola, miguel ángel.

    🙂 qué bien! acabo de descubrir tu blog . te sigo desde hace años. desde aquellos miniespacios en Radio Cinco, que eran una auténtica delicia (¡ojalá alguien los comparta en el emule para poder escucharlos de nuevo!), hasta tus artículos de física en el MUY. ahora te sigo, además de en el MUY, en PÚBLICO. Eres un MAESTRO en eso de la divulgación. en acercarnos a los profanos en ciencia cosas que, sin gente como tú, jamás entenderíamos.

    🙂 recibe un abrazo desde asturias.

    Pd.- mi blog es una basurilla, pero algo ha ganado hoy al enlazar al tuyo.

  2. El pequeño Richard dice:

    Entonces si una hermosa rana hembra no desea manterner relaciones con un lindo sapito, le bastará con no moverse na de na, pues así el otro no la podrá detectar. Pero me da a mí que quizá se intuyan, o eso o el sapito acabará por conformarse con una suave piedrita de río, que tampoco está tan mal, ¿no?

    Little Richard.

  3. Mely dice:

    Por favor!! El que se convirtió en rana fue el príncipe… pero de toda la vida, vamos!

  4. lola fuentes dice:

    No, Miguel Angel, la princesa veía muy bien, hasta con poca luz, lo que ocurrió es que besó a una rana, y éste no se conviertió en Rey, pasó a ser un “renacuajo”. Así se escribe la historia….

  5. PARA ARISTOGATA dice:

    Te dejé un mensaje, en los mis cantos… sólo para agradecerte tú interés, y darte las gracias. Mi correo te lo puede dar Carmen, y desde luego si necesitas cualquier cosa por mínima que sea ponte en contacto conmigo, y sino pues también. Yo ya no vivo en Madrid, de todas formas vengo, ahora mucho. Un beso.

  6. PARA ARISTOGATA dice:

    Caray, Aristogata, soy Lola.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s