El perfume

chanel.jpg 

Un día un periodista picarón, sabiendo que Marilyn Monroe dormía sin pijama, le preguntó:

– ¿Qué te pones para dormir?

La respuesta de la actriz ha pasado a la historia:

– Sólo unas gotas de Chanel nº 5.

Lo que ya no es tan conocido es que este famoso y caro perfume fue el primero creado con productos químicos de síntesis, o sea, en el laboratorio.

Chanel nº5 nació en 1921, y abrió un camino en la industria de la perfumería en la carrera por descubrir nuevos aromas sin depender exclusivamente de los productos que proporcionaba la naturaleza. Y es que el trabajo y el coste que implica la obtención de los productos naturales para extraerles su esencia es algo que encarece e incluso hace inviable la producción industrial de perfumes.

Por ejemplo, se necesitan 700 kg de rosas búlgaras para obtener 1 kg de su esencia, con el añadido de que es necesario recoger sus pétalos justo antes de la salida del sol y cuando aún están cubiertos por el rocío. Y algo parecido se debe hacer con los conocidos jazmines de la región francesa de Grasse.

Por este motivo, el desafío químico consiste en reproducir esos aromas naturales en el laboratorio mediante procesos de síntesis. Para ello el paso fundamental consiste en analizar la estructura de los compuestos químicos que componen ese aroma. Dos son las sustancias que se preparan: unas, las llamadas naturales idénticas, tienen la misma estructura química que las correspondientes naturales; otras, las artificiales, son aquellas que no existen en la naturaleza o, ñor lo menos, que aún no se han descubierto en ella.

La síntesis de aromas es casi un trabajo de chinos, pues de la cantidad de sustancias que componen un aroma natural, muchas de ellas no influyen en el aroma y por tanto es preciso buscar pacientemente cuáles de todas son las que proporcionan el olor característico a la esencia. Una vez encontrados se busca la manera de obtenerlos artificialmente mediante diferentes tipos de procesos químicos. Cuando se consigue todavía no es el momento de cantar victoria. Ahora hay que estudiar su incorporación a donde se quieren usar. Aquí es donde la tecnología falla y se debe echar mano de la mejor arma de los llamados aromistas: su nariz.

Sólo gracias a ella las casa de perfumes y, en general, toda aquella industria que depende de los olores -por ejemplo, la de los cebos de pesca o la industria alimenticia- puede estar segura de que se reproduce perfectamente el olor natural buscado.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. tali dice:

    …muy interesante!…

  2. El pequeño Richard dice:

    Mira que hablar de Marilyn y poner una foto de su perfume. Imperdonable. Qué mujer. Cuentan que Althur Miller, era visitado muy a menudo por su faceta de escritor, y decía que ignoraba si era porque admiraban sus líneas o las de su mujer.

    Adiós.

  3. lola fuentes dice:

    Muchas gracias, por dedicar un artículo a mi perfume, digo mío, porque es el que utilizo. Y es la calidad y el buen gusto nunca caduca….

  4. pues la verdad no se nada sobre estte perfume solo se
    que todo lo q dicen de el es pura mentira
    solo lo hacen para hacer publicidad
    bye

  5. rosa dice:

    este perfume es la onda esta a 1000 de olor hermoso
    solo lo utilizo para verme mas vellla de l q estoy
    y hacerme sentir segura
    en las Vegas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s