Cosquillas y cuscurriñas

580px-laughter_by_david_shankbone.jpg

¿Se han preguntado alguna vez por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos? El asunto no es moco de pavo y tiene que ver con las áreas del cerebro que están involucradas en la sensación placentera que tiene el cosquilleo.

Aparentemente, las áreas del cerebro que se ven afectadas, o dicho de forma más apropiada, el patrón de actividad neuronal, es diferente cuando nos autoestimulamos que cuando lo hacen desde el exterior. La sensación que provocan las cosquillas coincide con una alta actividad de la corteza somato-sensorial, que es el área responsable de la percepción del tacto, y en la cíngula, que actúa como centro cerebral del placer. Pero esto sólo ocurre cuando el origen del estímulo es externo.

Los mismos estímulos, cuando son provocados por el propio individuo, aumentan la actividad en un área del cerebelo que parece actuar inhibiendo la sensación placentera. De alguna forma, el cerebelo, que es responsable de la coordinación del movimiento, no sólo controla la actividad motora, sino que también prevé sus repercusiones sensoriales.

La razón de este comportamiento puede achacarse a un mecanismo de alerta desarrollado hace mucho, mucho tiempo, cuando nuestros antepasados debían estar atentos a los posibles ataques de depredadores. Siendo un tanto frívolo, uno puede imaginarse lo que hubiera ocurrido si, con el gustillo que dan las cosquillas, algún antepasado nuestro se hubiera dedicado a cosquillearse y no se diera cuenta de que a dos pasos hay un león a punto de zampárselo.

Uno puede preguntarse acerca del interés, salvo por lo lúdico, que puede tener investigar sobre algo tan mundano como las cosquillas. Bueno, pues no es tan mundano. En el fondo, estudiar los mecanismos del cosquilleo nos puede ayudar a comprender el mecanismo de las alucinaciones que suelen estar asociadas a la incapacidad para distinguir la procedencia de los estímulos.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. PILAR dice:

    Saba, me siento anormal perdida. ¿Cómo que no nos podemos hacer cosquillas a uno mismo?

  2. M.A.Sabadell dice:

    Sólo unos pocos pueden hacerlo…
    y no sé si es una suerte o una desgracia

  3. minerva dice:

    Lo curioso es que las personas se van haciendo adultas es muy difícil hacerles cosquillas, mientras a los niños es muy fácil.

  4. fabiola dice:

    hola tengo una pregunta cuando mi novio perdio a su mama el tenia 15 años a raiz de q sucede esto el pasa por cosas q le dan mucho miedo oir ruidos extraños en casa o siente la presencia de gente a su lado despues de esa etapa el pierde el miedo a todo como q se volvio inmune al miedo y ha perdido toda sensibilidad en su cuerpo hoy tiene ya 26 años y no siente nada de cosquillas ni lindo con las caricias ni un beso nada no siente nada lo toco con la manos frias y el no siente nada en ninguna parte de su cuerpo el aveces me dice q cuando era niño le hacian cosquillas y le gustaba q recuerda q siempre le gustaron q se reia y q quiciera volver a sentir eso yo quiciera poder hacer q sienta cosquillitas pero diganme como le hago no se como hacer q sienta he intentado mis uñas mi boca mis dedos mi cabello mi mismo cuerpo y no logro nada porfavor ayudenme a lograr q mi novio se pueda volver a reir pueda sentirme a su lado sabiendo q el siente mi calor y q no soy solo un bulto mas para el

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s