El color de las cosas

earth.jpg

El miércoles 12 de abril de 1961, desde Bajkonur, el puerto espacial ruso, se lanzó el cohete que puso por primera vez a un ser humano en órbita. El comandante de la fuerza aérea soviética Yuri Gagarin. Gagarin, de unos luminosos ojos azules, no fue escogido ni por su especial inteligencia ni por su disposición física, que sí importaban. La característica determinante fue su altura: tenía que caber en la caja de sardinas que era la cápsula espacial. Cuando se encontraba orbitando alrededor de la Tierra, al mirar por la escotilla escribió en su libro de bitácora: «La Tierra es bellísima. La veo rodeada de una aureola azulada, y dejando vagar la mirada por el cielo la veo pasar del azul al turquesa, de éste al violeta y a la oscuridad de la noche».

Y es que, en contra de lo que podamos pensar, el mar es azul… a veces. Cualquiera que haya estado sentado en una playa sabrá que también tiene tonalidades verdosas e incluso puede descubrir el púrpura o el glauco. El color del mar es indefinible. Sin embargo, sucede algo curioso: a medida que lo observamos con un ángulo más vertical, el azul se va haciendo más intenso. Por eso, desde la ventanilla de un avión lo vemos de un azul purísimo. Con la superficie de la olas pasa lo mismo: las zonas con oleaje son de un azul mucho más acentuado.


La ciencia ha demostrado que la imagen de un arco iris uniendo el mar con el cielo es algo más que una hermosa, o cursi, metáfora poética. Quien da el color al océano es el cielo: el mar es azul porque el cielo es azul. La superficie del mar refleja la luz dispersada por la atmósfera, que le confiere su color característico. A todo esto hay que añadir el hecho de que el agua absorbe más el color rojo que el azul y que, de igual modo, dispersa más el azul que el rojo: la conjunción de ambos fenómenos -junto con los barros, algas y aceites que contiene en suspensión- contribuyen a crear ese color indefinido, cercano al turquesa, que posee el mar.

Por su parte, en el universo no existen estrellas verdes. Lo que sí hay en abundancia son viejas estrellas rojas y jóvenes azules, inundando el cosmos de luz azulverdosa. Esto es algo que puede parecer extraño, pues en nuestros tiempos de escuela estábamos acostumbrados a obtener el verde mezclando el azul con el amarillo. Pero no tiene nada de extraordinario: la mezcla de colores es distinta si usamos luz a si usamos óleo. Así, los colores que vemos en nuestro televisor, o en la pantalla del ordenador, se obtienen a partir de los tres primarios: rojo, verde y azul (esa tecnología recibe el nombre de RGB, las siglas en inglés de esos tres colores). Es más, si deseamos reproducir el color del universo, sus valores RGB son 0.269 para el rojo (R), 0.388 para el verde (G) y 0.342 para el azul (B).

About these ads
Explore posts in the same categories: Ciencia cotidiana, Física

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

9 comentarios en “El color de las cosas”

  1. Pilar Says:

    Observar la Tierra, desde la perspectiva en que la observó Gagarin, tiene que ser un espectáculo tan increíble que se tiene que quedar grabado en la memoria para siempre. Yo soy una enamorada del mar, y su visión despierta en mi sensaciones muy serenas. Ver su grandiosidad es algo que te hace sentir pequeñita. A mi particularmente , me da sensación de paz y pequeñez. Me siento pequeñita mirando y observando su majestuosidad. Una de las cosas que más me gusta hacer, y siempre que puedo lo hago, es sentarme en una playa y observar el mar. Me hace sentir muy bien. En ese sentido me siento muy identificada con el comentario que hizo Gagarin.

    Hay sensaciones tan bellas, que tendríamos que tener la oportunidad de admirarlas mas a menudo.

  2. lola fuentes Says:

    ¡Qué curioso!: cuando estaba en cuarto de E.G.B., me pidieron en el colegio, que pintara el mar, desde la orilla lo vería azul, pero desde una superficie alta, lo obervaba en los tres colores que se han descrito aquí, dividos por líneas totalmente horizontales, el color azul pensé que era reflejo del cielo, y los demás colores, bien por otras mezclas de “algo”, o bien por la distancia, cambiaba mi apreciación del color.

    Y así lo expresé en el dibujo, la profesora me dijo “muy bien”, y estuvo expuesto mucho tiempo, “está muy bien la división de colores”. No me explicó más, quizás no sabía darme una explicación o me considera muy pequeña para entenderlo.. Pero yo que lo había apreciado con mis propios ojos, no comprendía tanto “clamor”, ni tampoco que ninguna compañera lo hubiera expresado de la forma tan sencilla para mí.

    Y han tenido que pasar tantos años, para qué tenga una explicación, claro que ésta me ha llevado al recuerdo de aquello.

    Muchas gracias. Miguel Angel ya sé que no hace falta que te digan nada, pero este artículo es realmente bueno, por lo menos para mí, una conjunción perfecta de astronomía, color, pintura, en definitiva conocimiento de la naturaleza. Enhorabuena.

  3. lola fuentes Says:

    creo que algo no he entendido bien, si el color rojo y azul, producen el verde, color del espacio….las estrellas seminuevas como el sol desprenden un color amarillo…me gustaría saberlo.

    Por otra parte quería comentar que en este tipo de artículos de divulgación, muchos aburridos, está explicado con una belleza implícita, pero lo que más me ha llamado la atención es el hilo argumental casi -literario que comienza con el azul intenso de los ojos del astronáuta, para seguir todo el “relato” guiado por este color.

  4. Carmen Says:

    Como ahora soy un poco científica, no puedo caer en la tentación de hacer algun comentario “cursi” de esos q tanto me gustan… así q desconfiad de esas sensaciones tan maravillosas q provocan ciertas visiones, pues pueden ser engañosas…

    Madre mía… si continúo por este camino, cualquier día van a pensar q soy astrofísica… jaja

  5. lola fuentes Says:

    Gagarin, un gran afortunado,no sólo por ser el primer hombre que pudo observar el cosmos desde dentro, por conseguirlo. Estar ahí fuera y como el punto de vista de cada persona cambia según se gire, su cambio debió ser asombroso, con respecto a todo lo concerniente a la vida y por tanto a la naturaleza.

    Era un hombre de origen humilde, y con una estura de 1,69 cms. las dos cosas le valieron para su elección el proyecto Vostok. La cápsula salió en 1961, época de “guerra espacial” entre la antigua Unión Soviética, ésta con este proyecto era el segundo bofetón que la URSS, le daba a USA, en la carrera espacial.

    Era un sencillo viaje espacial de poco más de 2 horas que sobrevolaba América, África y descendia por Siberia.

    Se encontraba orgulloso por estar cara a cara con la naturaleza.

    Además dijo: “pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos”. Ahora estás palabras se podrían, quizás como premonitorias de lo que está ocurriendo ahora.

    El mísmisimo Kennedy le dió la enhorabuena.

    Murió el 27 de marzo de 1968, pilotando el jet Mig. 15. Y como a todo mito no le falta su leyenda se dijo que había fallecido a manos de la K.G.B., pero lo más posible es no estaba preparado para pilotar ese tipo de jet.

    El azul representa el oxígeno, que necesita mayor energía para ser excitado. El siguiente más fácil de ser excitado es hidrógeno que se representa en verde. El azufre cuyo color codificado es el rojo, es el más fácil para conseguir su ionización,

    RGB, red, green, blue, no define los tres colores. Son colores primarios: es el modelo de color basado en la síntesis aditiva. Los valores RGB, pueden mostrar valores diferentes,.

    Ahora, cuánto daría yo por tener una experiencia semejante, y como yo muchos, de momento me conformaré con los grandes avances que se producen en fotografía.

  6. lola fuentes Says:

    Goethe – Newton.

    Newton (1643-1727), había demostrado científicamente que los colores provienen de la luz solar, Optics, 1704. Mostró experimentalmente que la incolora luz del solar contiene todos los colores. Newton dejó pasar un rayo de luz solar por un prisma de vidrio, que descomponía el rayo de luz en siete rayos, cada uno de un color diferente, formando la serie de colores del arco iris: rojo-naranja-amarillo-verde-azul-añil-violeta. Estos colores de luz son los llamados colores del espectro. De este hecho dedujo Newton que la que la luz blanca es la suma de todos los colores.

    Pero para Goethe (1749-1832), la suma de todos los colores era el color gris. Para él todos los colores nacían del gris “aus dem Trübem” (de lo oscuro, turbio, opaco).

    El punto de partida de su teoría: la luz del sol es incolora, pero cuando el cielo está nublado, los rayos del sol se ven amarillos. Cuanto más oscurecida está la luz solar, más intenso es su color -en el amanecer y en el ocaso, la del sol es roja. Observaba el cielo nocturno a través de un disco de vidrio oscurecido e iluminado por la luz de una vela y el cielo aparecía de color violeta. Cuanto más se oscurecía el disco, más azul se veía el cielo. Por eso pensaba que que el amarillo, el rojo y el azul, surgen de lo oscuro, de lo turbio.

    Newton construyó un disco de colores con siete sectores para los siete colores del arco iris. Al girar el disco, los colores se mezclan, se suman y el resultado es -de acuerdo con su teoría – el blanco. Pero el color del disco cuando gira cuando gira es, según Goethe, gris.

    El problema era que Goethe, no distinguía entre la “mezcla aditiva” y la “mezcla sustractiva”, pues cada color absorbe luz, la sustrae. Cuantos más colores mezclemos, más oscuro es lo que obtenemos. Siempre que se trabaje con con colores materiales, sean transparentes, como los de la acuarela, o espesos, se obtiene la una mezcla sustractiva.

    Pero si se mezclan los colores inmateriales de la luz, la mezcla es aditiva. La luz se suma a la luz. Y cuanta más luz, más clara, por eso es blanca la suma de todos los colores. Goethe no creía que los colores de la luz se mezclaran según otras leyes que las que rigen las mezclas de de colores de su caja de acuarelas.

    Newton no sólo afirmaba que en las mezclas de los colores se rigen otras leyes, sino que los colores fundamentales son el verde, el naranja y el violeta, Newton demostró:

    - luz verde + luz violeta : luz azul

    - luz anaranjada + luz verde : luz amarilla

    - luz violeta + luz anaranjada + luz violeta : luz blanca.

    Los colores primarios de la luz. con tres proyectores de este color puede producirse cualquier otro color. Las mezclas de estos colores en pantallas de televisión, los aparatos en que las mezclas puedan ser reguladas, tienen mandos para para los tres colores : naranja (o rojo con un poco de amarillo), verde y violeta (o azul con un poco de rojo; no hacen falta más colores.

    Metafísica contra Física: Johann Wolfgang von Goethe quiso rebatir la teoría del científico más genial de todos los tiempos.

  7. lola fuentes Says:

    Asociando sentimientos a colores : el cielo es azul, por eso es el color divino, , el color de lo eterno. La experiencia continuada ha convertido al azul en el color de todo lo que deseamos que permanezca, de todo lo debe durar eternamente.

    Asociamos colores a distancias porque los colores cambian con las distancias. El rojo resplandece únicamente cuando está cerca. Cuanto más lejos está el rojo, más azulado se vuelve. En la lejanía todos los colores aparecen turbios y azulados debido a las capas de aire que los cubren. Cuantos más grados de azul veamos más lejos parece que alcanza nuestra vista. Los pintores llaman a este efecto “perspectiva aérea”

    Desde que existen fotografías de la esfera terrestre tomadas a gran distancia, desde el espacio exterior, la Tierra recibe el nombre de “el planeta azul”- Desde la experiencia sabemos que si se acumulan grandes masas de de algo transparente surge el color azul. Por eso el azul es el color de las dimensiones ilimitadas.
    El efecto psicológico del azul ha un simbolismo universal.

    Kandinsky: “Cuanto más profundo el azul, más llama el hombre a lo infinito y despierta en él un anhelo de lo puro y, finalmente de lo suprasensible”.

  8. lola fuentes Says:

    Dependerá del color…

  9. lola fuentes Says:

    Ya que el color viene determinado por muchos factores, que anteriormente se han expuesto, pero desde luego ha sido revelador, por lo menos para mí, profana total, la diferencia entre los colores del cosmos y los de las paletas de un pintor. Muchas gracias por la aportación.


Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.835 seguidores

%d personas les gusta esto: